null: nullpx
Vix

«El otro lado» de Stranger Things podría ser real según estos 3 conceptos científicos

Publicado 18 Nov 2017 – 05:30 PM EST | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

Stranger Things es una de las series más exitosas de Netflix y, claro, uno de los temas de conversación más frecuentes.

En este marco, la duda sobre si el  Upside Down puede existir realmente se nos ha cruzado por la cabeza a todos en alguno o varios momentos. A la luz de estos  3 conceptos de la física, la respuesta sería afirmativa.

1. La existencia de universos paralelos

La existencia de universos paralelos ha sido discutida por la física durante muchos años, sin que los especialistas puedan llegar a un consenso definitivo. Mientras muchos investigadores afirman que se trata de ciencia verdadera, otros sostienen que no es más que pseudociencia

Pero, más allá del debate en la comunidad científica, la existencia de universos paralelos sería una buena explicación para el mundo en el que habitan los monstruos de Stranger Things. La idea es que, del mismo modo que existe nuestro universo, también hay otros que para nosotros serían desconocidos. 

¿Por qué desconocidos? Debido a nuestra incapacidad de percibir otras dimensiones o debido a que no hemos encontrado aún la forma de acceder a ellos. Recordemos que, en Stranger Things, el universo paralelo que acecha al hasta entonces aburrido pueblo de Hawkins se intersecta con nuestro universo gracias a la apertura de un portal por parte de un proyecto científico secreto.  

2. Los agujeros de gusano

La ciencia ha estado experimentando mucho en los últimos tiempos con los agujeros de gusano y ha procurado crearlos en laboratorios para experimentar con ellos. Por el momento, la idea es que, mediante mecanismos cuánticos, un punto del espacio-tiempo pueda conectarse a otro y darnos la posibilidad de pasar de un extremo al otro en un instante, aunque ambos extremos estén separados por miles o millones de kilómetros. 

No obstante, existen teorías que sostienen que, además de conectar diferentes partes de nuestro universo, estos agujeros de gusano podrían conectarnos a otras dimensiones o a universos paralelos, y formar una especie de portal de esos que nos permitirían intercambiar materia. 

Por otro lado, desde hace mucho tiempo, una duda tiene en vilo a la comunidad científica, pues la fuerza de la gravedad parece ser mucho más débil de lo que debería ser, al menos según las mediciones. Frente a este dilema, varios teóricos han propuesto la idea de que, quizás, la fuerza de gravedad se esté fugando a otras dimensiones. 

3. El entrelazamiento cuántico

El concepto de entrelazamiento cuántico es uno de los más interesantes de la física y ha llegado a inquietar, en su momento, al mismísimo Albert Einstein. La idea es que, una vez que dos partículas se contactan, nunca vuelven a separarse, pues quedan entrelazadas. La teoría afirma que se genera una especie de lazo entre las partículas que se contactan una vez, por el que se transfieren información entre ellas para siempre. 

Los planetas, la vida en los planetas, el ser humano, los animales, e incluso los insectos más pequeños se componen de materia, que fue producto del Big Bang hace alrededor de 13 800 millones de años, la edad que se considera que tiene nuestro universo. Desde esta teoría, todos estaríamos conectados a través del entrelazamiento cuántico, que funcionaría en dimensiones desconocidas para el ser humano.

Si lo recuerdas, en un momento los monstruos del otro lado parecen estar conectados a nuestra realidad de cierto modo. Por otra parte, esos animales extraños que parecen perros, se comunican tan eficientemente como si estuvieran conectados a la misma red WiFi. Pero no solamente eso, pues la mente de Will parece estar conectada a la otra dimensión, lo cual podría ser explicado a través de una especie de entrelazamiento cuántico. Y, ¿por qué no?, una posible explicación a los asombrosos poderes de Eleven.  

No caben dudas de que Stranger Things, además de ser entretenida e interesante, puede hacernos reflexionar mucho. En este camino, el debate acerca de la posible realidad del Upside Down, puede llevarnos a conocer muchos conceptos que anteriormente desconocíamos e incluso a cuestionarnos muchos coaspectosas sobre nuestra propia realidad.  

Reacciona
Comparte