null: nullpx
Logo image
Vix

El coronavirus convertirá a una nación en la más poderosa del mundo y no es Estados Unidos

Publicado 13 Abr 2020 – 02:10 PM EDT | Actualizado 13 Abr 2020 – 02:10 PM EDT
Reacciona
Comparte

El mundo no será el mismo después de la pandemia: algunas potencias mundiales perderán poder y otras se convertirán en las más fuertes a pesar de la crisis.

El coronavirus tomó por sorpresa a todos los países del mundo y reveló las debilidades de algunos de ellos. Estados Unidos, por ejemplo, mostró deficiencias en su sistema de salud y tendrá consecuencias económicas y sociales que tardarán años en repararse.

Es el mismo caso con algunos países de la Unión Europea (UE) como España e Italia, y Reino Unido, aunque ya no forme parte de la UE.

Varios de esos países son considerados potencias mundiales, pero la pandemia podría cambiar el orden y traer consecuencias geopolíticas que afectarán a todo el mundo.

De acuerdo con Kevin Casas-Zamora, exvicepresidente de Costa Rica y secretario general del Instituto para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional), China podría convertirse en la nueva nación más poderosa.

China fue el país donde se cree que se originó el coronavirus y uno de los más afectados; sin embargo, afrontaron la crisis sanitaria y poco a poco vuelven a la normalidad, mientras que otros países como Estados Unidos todavía no tienen fecha de recuperación.

Según Casas-Zamora, las cambios generados por el coronavirus son consecuencias comparables a los que hubiera generado una guerra mundial y no todos serán positivos:

«El hecho de que China pueda llegar a ser la primera potencia mundial significará un revés para la democracia, pues si este sistema se ha extendido es en parte porque Estados Unidos ha promovido sus valores por el mundo», dice Casas-Zamora en una entrevista.

El ejemplo de China podría dar poder a gobiernos autoritarios con poderes especiales frente a una población atemorizada después de la crisis. Además, habría una invasión de la privacidad de los ciudadanos con el fin de acatar las nuevas reglas, como la sana distancia, según la opinión de Casas-Zamora.

Los países latinoamericanos estarían en una encrucijada para tomar decisiones a largo plazo. Algunos de ellos, como Bolivia o República Dominicana, tenían elecciones planeadas en 2020 y el manejo de la crisis afectará la decisión de los ciudadanos respecto a sus nuevos gobernantes.

Las consecuencias del coronavirus podrían ser más que económicas o los estragos en cuestión de salud, pues las potencias podrían establecer un nuevo orden mundial.

mini:


No te pierdas:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MundoChinaCoronavirusCrisisDonald Trump