null: nullpx
Logo image
Vix

Delfines y humanos: parecidos razonables

Publicado 30 Abr 2012 – 11:39 AM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

Los delfines machos tienen una abierta pero compleja estructura social similar a la de los humanos, aseguraron varios investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur a la revista Proceedings of the Royal Society B.

Los investigadores siempre supieron que la estructura social de los delfines machos era muy compleja. Por ejemplo, se sabe que algunos pequeños grupos de “primos” conspiran para asegurarse de que al menos uno de ellos podrá aparearse con una hembra. Esto le asegura a cada macho que sus genes o los de alguien cercano se transmitirán, aseguró uno de los investigadores, Bill Sherwin.

Estructuras sociales similares a las humanas

Pero además de estas “alianzas de primer orden” que tienen carácter permanente se sabe que los delfines machos forman grupos menos permanentes para conspirar contra otros grupos en determinadas ocasiones.


119122150_0.jpg

Delfines: patrones de comportamiento

Para conocer más a estos simpáticos cetáceos, recientemente Sherwin y sus colegas testearon dos modelos diferentes  de comportamiento social animal para ver si se podía aplicar a los delfines.

Uno, tomado de la estructura social de los chimpancés, consiste en que un pequeño número de machos defienden en grupo los límites de la comunidad y tienen injerencia en todos los individuos que la componen. El otro, consiste en bandas que defienden a pequeños grupos de hembras durante la temporada de apareamiento y sólo tienen injerencia en estos grupos reducidos .
 

Los delfines se parecen a los humanos

Sin embargo, para desilusión de Sherwin y de su equipo, no se encontró ninguna evidencia que apoyara los modelos de comunidad de defensa o defensa en época de apareamiento. Según observó el investigador, los delfines tienen una red social abierta y con límites flexibles.

En otras palabras, los delfines machos tienen el mismo tipo de estructura social que los humanos, que interactúan con mayor frecuencia con sus pequeños grupos cercanos (familias, amigos) y con menor frecuencia con los grupos más grandes (comunidades, naciones), pero siempre mantienen un flujo libre de intercambio con otros grupos diferentes.

Como este tipo de red social abierta requiere una gran cantidad de energía cerebral, los investigadores creen que los grandes cerebros de los delfines pueden guardar alguna relación con su estructura social.

En ese mismo sentido podría considerarse que el diseño natural de su cuerpo aerodinámico, que les permite viajar fácilmente entre diferentes grupos, está diseñado para que puedan llevar a cabo su intensa vida social.

Reacciona
Comparte