null: nullpx
Logo image
Vix

Conoce 'el jacuzzi de la desesperanza', ningún animal o planta puede salir vivo de ahí

Publicado 14 Jul 2017 – 02:54 PM EDT | Actualizado 23 Mar 2018 – 04:15 PM EDT
Reacciona
Comparte

Biólogos marinos descubrieron un lago en el Golfo de México al que llamaron “El jacuzzi de la desesperanza”, debido a que cualquier ser que ingrese a sus aguas no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir. Este cuerpo de agua se localiza en las costas de Nueva Orleans, en Estados Unidos, y en fue bautizado como “El lago donde nadie regresa vivo” por la revista Business Insider.

Este lago contiene niveles tan altos de sodio y metano que no puede haber vida en él, por lo que todos los peces, cangrejos y crustáceos que se adentran en sus aguas mueren. Se ubica a 1,000 metros de profundidad de la superficie del Golfo de México y tiene forma circular. Además, su circunferencia es de 30 metros y tiene una profundidad de 3.7 metros.

Un equipo de biólogos de la Universidad del Temple de Filadelfia realizó una exploración en “el jacuzzi de la desesperanza” para conocer mejor sus características. Erik Cordes, el investigador que encabezó la investigación, explicó para la revista Oceanography que el agua de este lago es entre cuatro y cinco veces más salada que el agua de mar, lo que forma una especie de burbuja subacuática que, además de no mezclarse con el resto del agua del golfo, resulta altamente tóxica.

La investigación también concluyó que sólo algunas bacterias, gusanos y langostinos tienen la capacidad de sobrevivir a la alta salinidad del agua, pero no pueden tomar permanecer mucho tiempo en el lago ni tomarlo como su hábitat común, sólo ingresan de vez en cuando a sus aguas.  

Además, el profesor Cordes comentó para Business Insider: “Fue una de las experiencias más increíbles en el mar. Puedes disfrutar en la parte inferior del océano y ver algo como un lago o un río que fluye”. “Mucha gente estudia estos hábitats extremos en la Tierra como modelos de lo que podríamos descubrir cuando vayamos a otros planetas”.

Reacciona
Comparte