null: nullpx
Logo image
Vix

6 virus mortales que tampoco tienen vacuna

Publicado 8 Jun 2020 – 06:06 PM EDT | Actualizado 8 Jun 2020 – 06:06 PM EDT
Reacciona
Comparte

El coronavirus no es la única enfermedad que todavía no tiene cura o vacuna; existen otros virus y algunos están muy relacionados al actual.

Después de que SARS-CoV-2, mejor conocido como coronavirus, fuera declarado una pandemia, la ciencia comenzó el desarrollo de una posible vacuna, ya que tampoco existe un tratamiento aprobado para la enfermedad.

COVID-19 no es la única enfermedad sin vacuna; hay otros virus igual de (o más) mortales cuya cura todavía no ha sido encontrada.

MERS

MERS-CoV es un tipo de coronavirus que tuvo un brote en 2012 en Arabia Saudita. El virus es causante del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, de donde se originan las siglas en inglés MERS.

La enfermedad puede ser transmitida de los camellos a los humanos y después se contagia a través del contacto directo, causando síntomas como fiebre, tos y diarrea.

MERS no se convirtió en pandemia, pero tiene brotes recurrentes que son controlados rápidamente. El último caso ocurrió en 2018 en Corea del Sur y determinaron que tenía potencial pandémico.

Una vez que el virus fue controlado, suspendieron el desarrollo de la vacuna y, hasta la fecha, no hay una cura para la enfermedad.

SARS

El Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS, por sus siglas en inglés) fue detectado por primera vez en 2002 en China y se propagó en pocos meses por Asia, Europa y algunos países de América.

Todavía no hay un origen determinado, pero se piensa que los murciélagos y los gatos salvajes son los transmisores del virus que ocasionó más de 8,000 contagios y 900 muertes.

Una vez que se tomaron medidas preventivas para evitar la propagación del virus, los contagios disminuyeron significativamente.

Tampoco hay vacuna todavía para prevenir o curar el SARS.

Gripe Aviar

Es raro que los casos de gripe aviar se transmitan a humanos, pero los virus A-H5N1 y A-H7N9 causaron afectaciones a personas en diferentes partes del mundo a través de contacto directo con los animales infectados o sus heces.

El primer brote de gripe aviar fue detectado en Hong Kong en 1993 y desde entonces ha sido detectado en más de 50 países en África, Asia, Europa y Oriente Medio, causando el sacrificio de cientos de pollos de granja.

En 2013 fue detectada una nueva cepa que infectó a más de 1,500 personas y la tasa de mortalidad era más del 60%.

Al ser un virus que tiene la capacidad de mutar es más complicado encontrar una vacuna.

VIH

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) fue detectado en la década de los 80 y está ligado al SIVcpz, una cepa que afecta a los chimpancés.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el VIH ha ocasionado la muerte de más de 32 millones de personas en el mundo.

Se han desarrollado tratamientos para reducir los efectos del SIDA y también se han promovido métodos para evitar contagios, pero todavía no existe una vacuna.

Ébola

El ébola se detectó por primera vez en 1976 con dos brotes simultáneos en Sudán del Sur y el Congo, pero hubo otro brote entre 2014 y 2016 con más de 11 mil muertes.

Los científicos consideran que los murciélagos de fruta, de la familia Pteropodidae, son los transmisores de la enfermedad a través de los órganos, sangre o fluidos de los animales que entran en contacto con los humanos.

La enfermedad está controlada pero no existe un tratamiento específico para curar el virus. Actualmente hay dos vacunas en desarrollo pero todavía no están aprobadas.

Nipah

Nipah fue detectado en Malasia en 1998 y desde entonces tiene un brote anual al sur de Asia, por lo que es vigilado y estudiado.

El murciélago de fruta también es el transmisor del virus, pero puede pasar a los humanos a través de otros animales como el cerdo o con alimentos infectados.

En 2018 murieron 17 personas en India a causa de Nipah y, según la OMS, la tasa de mortalidad es entre 45% y 75%.

Los brotes han sido controlados, pero la enfermedad ha sido comparada con el Ébola y todavía no hay un tratamiento para proteger a los animales ni a los humanos.

No te pierdas:

Reacciona
Comparte