publicidad

¿Quieres un perro hipoalergénico, listo y longevo? ¡Ya existe!

¿Quieres un perro hipoalergénico, listo y longevo? ¡Ya existe!

Es un perro más sano, vive casi 20 años, no ladra mucho y luce como cachorro toda su vida. Él es el 'cava poo chon', una logro de la genética.

Es un perro más sano, vive casi 20 años, no ladra mucho y luce como cachorro toda su vida. Él es el 'cava poo chon', una logro de la genética.

De acuerdo con la agencia de noticias Associate Press, es la raza más nueva y más reciente en décadas de búsqueda por la fuente de la juventud en los rostros caninos y de la perfecta mascota accesorio. Aunque el American Kennel Club no reconoce la nueva tendencia como una raza oficial, y una experta dice que algunos perros de raza especialmente pequeños son "artilugios" costosos.

Lo mejor de tres razas

"Siempre ha habido un mercado para estos perros de apariencia juvenil eterna", dijo a la agencia el entrenador Steve Haynes, de Fidelio Dog Works, y quien está trabajando con la primera generación de 50 Cavapoochons. "Hasta hace poco, los perros especializados como los Yorkis y Malteses miniatura eran los de moda".

Con ayuda de un veterinario y un genetista, la cruza de un Cavalier King Charles Spaniel, Poodle miniatura y Bichón Frise, le resultó 'perfecta a Linda y Steve Rogers, de la Timshell Farm en Arizona. 

La nueva raza presume de tener lo mejor de sus antecesores logrando vivir hasta 20 años y no perder su aspecto tierno en ningún momento de su vida, lo que encaja perfecto con la tenedencia de los dueños de mascotas. De acuerdo con los creadores, este perro podría acompañar tu vida e incluso ser terapéutico con personas enfermas y cuesta alrededor de dos mil o tres mil dólares.

publicidad


publicidad
publicidad
Cámaras en el recinto de la osa Wolodja de Tonja de seis años muestran el nacimiento del segundo ejemplar de oso polar en el Parque de Vida Silvestre de Berlin. Autoridades del lugar informaron que a pesar de que nacieron dos cachorros solo uno sobrevivió.
El curioso felino se encontraba dentro de uno de sus juguetes descansando cuando un segundo llegó por detrás para romper su paz tocándole la cola.
El animal se abrió paso a través de uno de los edificios en el campus sin salir herido o causar algún daño.
El albergue de la calle Front comparte la historia de un niño de 10 años, quien a causa del cáncer le amputaron una pierna y cómo adoptar a un pitbull, también sin una patita, complementó su vida y le ayudo en su proceso.
publicidad