null: nullpx
Familia Real

Nació el bebé de Meghan y Harry: es el fruto de una historia de amor única

Publicado 6 May 2019 – 10:29 AM EDT | Actualizado 6 May 2019 – 10:42 AM EDT
Reacciona
Comparte

En la mañana del 6 de mayo de 2019 nació el tan esperado bebé de Meghan Markle y el príncipe Harry. El retoño, de tan solo unas horas de edad, ya se está preparando para instalarse en su hogar, Frogmore Cottage, donde crecerá junto a sus padres.

El pequeño, que pesó 3,20 kilogramos, es el fruto de una historia que parece salida de una película romántica, del destino que trazó una unión de amor puro entre dos personalidades admiradas por el mundo entero. Esta es la historia de amor de Meghan y Harry, desde que se conocieron hasta hoy.

La historia de amor del príncipe Harry y Meghan Markle

En su primera entrevista juntos, en la BBC, la pareja conversó sobre cómo se conocieron y reveló sus primeras citas. Una amiga en común de ellos los quiso presentar, así que la primera cita fue... a ciegas. O quizá no tan a ciegas. Sin duda, como los dos son personalidades reconocidas mundialmente, ya conocían la cara del otro. Excepto que para Harry no era tan así.

Algunos reportes anteriores a la entrevista afirmaban que Harry estaba enamorado de «Meghan Markle de Suits» mucho antes de que ambos se conocieran. Él lo desmintió en la entrevista, según Harper’s Bazaar. «Ni siquiera había oído hablar de ella hasta que esta amiga me dijo: 'Meghan Markle'. Quedé como: '¿Ok? Dame un poco más de contexto'. Nunca había mirado Suits, nunca había escuchado de Meghan antes».

Tampoco la ahora duquesa de Sussex conocía mucho del príncipe en ese entonces:

«No sabía mucho de él, entonces lo único que le pregunté a ella [su amiga en común] cuando nos quiso juntar, solo tenía una pregunta, le dije: «Bueno, ¿es amable?» Porque, si no lo era, no parecía tener sentido».

De todos modos, cuando pudieron verse por primera vez, la magia ocurrió. Harry cuenta: «Estaba maravillado cuando entré en esa habitación y la vi, y allí estaba, sentada». Y ríe: «Me dije: 'Bueno, voy a tener que mejorar mi juego'».

Markle rescata que lo bueno de haberse conocido de esta forma, sin saber nada del otro, es que todo lo que aprendieron sobre la vida del otro viene desde la única fuente verdadera:

«Todo lo que aprendí sobre él, lo aprendí a través de él, en lugar de haber crecido alrededor de diferentes historias de las noticias, o de la prensa sensacionalista, o lo que sea. Todo lo que aprendí sobre él y su familia fue lo que él compartía conmigo y al revés también. Por eso, para ambos fue una manera muy auténtica y orgánica de conocernos»

En su primera cita, los dos salieron a tomar algo y enseguida comenzaron a llevarse bien. «Creo que, mucho antes de que terminara la cita, dijimos: 'Bueno, ¿qué vamos a hacer mañana? Deberíamos salir de nuevo'», contó Markle. «Nos encontramos una vez, luego dos; dos citas en Londres, a principios de julio pasado», dijo Harry. Se refería a julio de 2016.

Después de esta segunda cita, era muy difícil para los dos volver a coincidir. «Fueron tres, quizá cuatro semanas después cuando la convencí de quedarse conmigo en Botswana, y acampamos juntos, bajo las estrellas», recordó él.

«Ella vino y se unió a mí por cinco días allí y eso fue absolutamente fantástico. Entonces estuvimos realmente solos, lo cual fue crucial para mí, para asegurarme de que tuviéramos una oportunidad para conocernos más»

La pareja tuvo casi seis meses de privacidad antes de que su relación se hizo pública oficialmente, «algo que fue maravilloso», según la actriz. En 2017, celebraron su primer aniversario como pareja regresando al lugar que tanto los había cautivado, Botswana. En ese mes, Markle oficialmente cerró su blog The Tig, lo que indicaba que las cosas se estaban poniendo serias con el príncipe.

Un compromiso con el príncipe y con la realeza

Un año y medio después de su primera cita, en noviembre de 2017, Harry le propuso matrimonio en el palacio de Kensington y Markle dijo que sí. Durante la sesión de fotos de compromiso, el príncipe evitó comentar sobre la historia de cómo le propuso matrimonio, pero reveló algunos detalles en la entrevista con la BBC.

«Era una noche común, típica para nosotros», comenzó a contar el príncipe. Su entonces prometida le siguió: «Era una noche acogedora. ¿Qué estábamos haciendo...?», le preguntó a Harry en la entrevista. «Intentando asar un pollo», la interrumpió él.

«Fue tan dulce y natural, y muy romántico. Se arrodilló frente a mí», contó Markle, agregando que apenas podía esperar para que él terminara de decir: «¿Te casarías conmigo?», para decirle «Sí». «Estaba como: '¿Ya puedo decir que sí?'.»

Los dos contaron que, de la emoción, ella se había olvidado de que se suponía que él le diera el anillo. «Fue un hermoso momento», concluyó Harry. «Estábamos los dos solos y creo que logré tomarla por sorpresa también.»

En los meses que quedaban para la boda, que se celebraría en mayo del año siguiente, Markle debía completar su transformación hacia un miembro de verdad de la familia real británica, lo que incluía dejar Suits y cerrar sus cuentas en las redes sociales.

Como estaban prometidos, Markle debía comenzar a asistir a ceremonias y compromisos de la realeza. El 28 de febrero, ella y el príncipe, junto a Kate Middleton y el príncipe Guillermo, asistieron al primer evento anual de la caridad de los príncipes, The Royal Foundation. En marzo, Markle se unió a su futuro esposo y cuñado en un servicio por el Día de la Commonwealth.

Hasta que llegó el gran día. El 19 de mayo de 2018, la tan admirada pareja oficializó su amor en la capilla de San Jorge en el castillo de Windsor. El vestido que Markle usó fue diseñado por Clare Waight Keller, una diseñadora británica que trabaja para Givenchy.

El 15 de octubre del mismo año es anunciado el embarazo de la ahora duquesa de Sussex. Finalmente dio a luz a un niño el 6 de mayo del 2019. Seguimos con ansias de saber cómo se llamará y de verlo crecer en los próximos años junto a sus padres.

¡Sin dudas recibirá mucho amor!

Lee también:

Reacciona
Comparte