null: nullpx
Amigas por siempre

La mitad de tus amigos no te quiere, según la ciencia (lamentamos romper tu corazón)

Publicado 25 Feb 2020 – 05:56 PM EST | Actualizado 25 Feb 2020 – 05:56 PM EST
Reacciona
Comparte

Los amigos son la familia que nosotros escogemos. Ellos son nuestros mejores cómplices, confidentes y compañeros de cientos de aventuras. Son con quienes compartimos tanto risas y carcajadas, como lágrimas y decepciones.

Sí, tener amigos es de las mejores y más increíbles experiencias que podemos disfrutar. No obstante, un nuevo estudio reveló que lamentablemente muchas de las personas que consideras como amigos realmente no lo son.

De hecho, a casi la mitad de los mismos puede que ni siquiera le caigas tan bien.

Un estudio realizado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en colaboración con la Universidad de Tel-Aviv, descubrió que a pesar de que la mayoría de las personas asume que sus amistades son recíprocas, no es del todo cierto.

«Cuando uno considera a otra persona como su amigo, la expectativa común es que esta otra persona también lo vea como su amigo».

No obstante, la realidad es otra, ya que aproximadamente la mitad de las personas con las que crees tener una amistad no piensan lo mismo.

«Descubrimos que se espera que la gran mayoría de las amistades sean recíprocas, mientras que, en realidad, solo la mitad de ellas lo son».

Con base en el resultado de encuestas a estudiantes de Estados Unidos, Europa e Israel, así como el análisis de estudios previos, los investigadores explican que en general las personas tienen una percepción muy pobre de lo que significa la amistad, la reciprocidad y los vínculos que crean con el prójimo.

quote: Estos hallazgos sugieren una profunda incapacidad de las personas para percibir la reciprocidad de la amistad.

Los investigadores sugieren que esta dificultad por distinguir si una relación es mutua se debe principalmente porque las personas no están dispuestas a pensar que tal vez uno es el del problema o si es su forma de ser la que influye en la carencia de correspondencia con el otro.

Una vez que sabes esto, puedes hacer un ejercicio de introspección y evaluar cuántas de tus amistades realmente son verdaderas.

mini:


También te puede interesar:

Reacciona
Comparte