null: nullpx
Biologia Humana

3 mitos sobre las "diferencias" entre hombres y mujeres más falsos que Santa Claus

Publicado 7 Mar 2018 – 11:51 AM EST | Actualizado 23 Mar 2018 – 02:09 PM EDT
Reacciona
Comparte

«Es que los hombres son mejores en deportes porque son más atléticos», «Es que ellas lloran mucho más que ellos». Todos los días convivimos con comentarios como estos que quieren hacernos creer que un género es superior al otro o que provenimos de planetas diferentes.

Esa clase de argumentos suelen fundamentarse en "razones biológicas" que aseguran que la naturaleza creó a las mujeres para ser sumisas y a los hombres para mandar, sin que nadie pueda hacer algo al respecto porque según "así es nuestra naturaleza".

Esta vez desmontamos 3 mitos acerca de las supuestas diferencias naturales entre hombres y mujeres:

#1 Las mujeres son delicadas y los hombres fuertes

Así como hay hombres delgados, también hay mujeres con fuertes músculos. Incluso en otras especies animales, la hembra puede ser más grande que el macho. Entre los leones la hembra es la que sale de cacería, por ejemplo.

Prejuicios como estos permitieron que los hombres se desenvolvieran en actividades físicas y deportivas por mucho más tiempo que las mujeres, mientras que ellas se dedicaron a labores del hogar. No se trató de que los hombres fueran más aptos para ello, sino que desde un principio se les impidió a las mujeres demostrar de lo que eran capaces, según explicó el Doctor en Estudios de Justicia con concentración en Estudios de Género, especializado en Estudios Transgénero, A. de la Maza Pérez Tamayo, 

#2 Las mujeres son más emocionales que los hombres

Leslie Brody explicó en su libro Gender, Emotion, and the Family que expresar las emociones no es un atributo que dependa del sexo. Demostrar emotividad depende más de factores como la edad, el contexto social, la cultura e incluso el estatus socioeconómico. Es decir, es cuestión de aprendizaje social, no de naturaleza humana.

Por lo tanto, las mujeres no sienten más que los hombres ni ellos son más insensibles. Lo que importa es cómo se educa a las personas en cuestión de compartir sus sentimientos. Frases como: «No llores, que eso no es de hombres», son una prueba de ello.

#3 Las mujeres son más irracionales por las hormonas

Las hormonas habitan en todos los cuerpos humanos. Aunque existen diversos tipos con diferentes funciones, nadie carece de hormonas ni es inmune a sus efectos. Así como las mujeres presentan cambios en sus niveles de estrógeno, los hombres también los tienen en los de testosterona, y eso no los hace menos racionales.

Por ejemplo, existe un tipo de menopausia masculina en la que la baja de testosterona ocasiona cambios tanto físicos como sexuales y emocionales. Depresión, desmotivación, falta de confianza, reducción en el libido e incremento en la grasa corporal son algunas de sus consecuencias, como señaló el sitio Healthline.

¿Por que es peligroso creer en estos estereotipos de género?

Esperar que tanto los demás como nosotros mismos cumplamos con este tipo de expectativas, repercute en conductas que nos dañan tanto de manera individual como a nivel social. El Doctor de la Maza detalló:

«Creer en la existencia de diferencias biológicas tiene muchos efectos. Uno de estos (bastante importante) es el auto-cumplimiento y la exacerbación de estas diferencias. A medida de que nos las creemos, las producimos. Si el estereotipo es que las mujeres no son buenas para la ciencia, lo que hacemos es hacerlo una realidad. [...] Si creemos que las mujeres no son atletas promisorias, las entrenamos como tal. Si consideramos que el destino biológico de las mujeres es la reproducción, las entrenamos para ello.
Otro efecto particularmente brutal es la violencia de género. Si las mujeres son biológicamente distintas a los hombres y la biología es destino (determinismo biológico), quien se aleje de ese destino es blanco de represalias que fiscalizan la femineidad idealizada. Y quien no se aleje de ese destino, quien cumpla con todo lo que dicta el determinismo biológico (una imposibilidad, por cierto), TAMBIÉN es sujeta a violencia de género porque el determinismo biológico nos dice que la mujer está NATURALMENTE subordinada al hombre (y que el hombre es naturalmente violento)».

Para saber más:

Reacciona
Comparte