¿Por qué no puedo comprarlo? Enseñar a nuestros hijos sobre las finanzas

Hay veces que nuestros hijos nos piden que les compremos algo pero simplemente no nos podemos permitir el gasto. No asistir al viaje escolar o no poder estrenar zapatos para el nuevo inicio de clases puede ser algo duro para nuestros pequeños, pero más aún para nosotros como padres ya que queremos ser capaces de darle …
Univision
27 Sep | 8:00 AM EDT

Hay veces que nuestros hijos nos piden que les compremos algo pero simplemente no nos podemos permitir el gasto. No asistir al viaje escolar o no poder estrenar zapatos para el nuevo inicio de clases puede ser algo duro para nuestros pequeños, pero más aún para nosotros como padres ya que queremos ser capaces de darle todo a nuestros retoños.

Como adultos somos capaces (en la mayoría de los casos) de entender que hay veces en las que simplemente no podemos tener lo que quisiéramos, y por no querer preocupar a nuestros hijos es muy común que decidamos no informarles sobre la situación financiera de la familia. Aunque esta es una decisión muy entendible no es necesariamente la mejor. Compartir con ellos que hay deudas y que es necesario ahorrar puede darles mucho a largo plazo,  aquí te explico porqué:

  • No crear expectativas falsas en los niños: Los niños piensan que somos seres todopoderosos que podemos lograr cualquier cosa, pero deben entender que somos seres humanos y que no podemos lograr que tengan todo lo que quieren.
  • Educar en la sencillez: No sólo es bueno decir que “no” cuando no tenemos, también hay que decir que no cuando tenemos porque hay que enseñarle a los niños que no se puede tener todo lo que se quiere, es bueno que deseen algo.
  • Explicar cómo está la economía familiar a su nivel de entendimiento: Desde muy pequeños pueden empezar a entender el concepto de ahorro y economía familiar, primero enseñándolos a ayudar en tareas del hogar para que después entiendan que cuidar el dinero también es una responsabilidad que todos comparten.
  • Darles un presupuesto que manejen de forma independiente (con supervisión): el concepto de “domingo” o “mesada” puede ser muy positivo si es el único dinero que reciben los niños para sus gastos personales, de esa forma aprenden a ponderar gastos y a ahorrar para algo que desean como un juguete, videojuego, o hasta una mascota.
  • Evitar usar las deudas como chantaje emocional: tratemos de evitar aparecer como víctimas ante nuestros hijos, deben saber que no tener dinero para lujos puede no ser lo más agradable pero que no es razón para sufrir y estar tristes, es mejor enseñarles a ver lo bueno en las cosas más simples.

Es muy importante que nuestros hijos entiendan que si bien no es su responsabilidad pagar las deudas de la casa ya que son pequeños y no trabajan, si es importante que busquen formas de gastar menos y ser cuidadosos con sus cosas y con el dinero. Si ellos sienten que ayudan a toda la familia con el ahorro o sin comprar ese juguete les será más fácil desprenderse y los enseñará a ser más cuidadosos con sus finanzas personales en un futuro.