null: nullpx
Papás y Mamás

El amor por la lectura: 5 hábitos que pueden despertar el interés de los niños

 Este 2 de Marzo se celebra el día de Read Across America, en honor al cumpleaños del genial autor Dr Seuss.
16 Dic 2013 – 01:59 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

 

¿Te acuerdas de aquellos comerciales que decían: “¡Su bebé puede leer!” y que se hicieron muy populares hace algunos años? Aunque no es apropiado esperar como parte de su desarrollo que los infantes y bebés mayores aprendan a leer, los libros son una parte importante para su desarrollo. En ese sentido, nunca es demasiado temprano para desarrollar buenos hábitos que despertarán el amor por la lectura.

La alfabetización comienza al nacer. Los bebés nacen listos para leer. Todas las experiencias que los niños tienen con la conversación, la comunicación verbal y no verbal, los cuentos, las canciones, los libros y el material impreso promueven la alfabetización temprana. Esto ayuda a desarrollar las habilidades necesarias para el lenguaje, la lectura y posteriormente, la escritura.

Estas habilidades se desarrollan permitiéndole al niño hojear las páginas de los libros y revistas, hacer sus propias historias, hablar sobre las fotos en los libros, cantar canciones de cuna y contar historias.

Leer a los niños reduce el estrés, estrecha las relaciones y desarrolla amor por los libros. ¡No es solamente para la hora de dormir! Léele a la hora de las comidas, mientras está en una sala de espera, en la bañera y en cualquier otro momento cuando puedas dedicarles unos pocos minutos a tus hijos, sin interrupciones.

Además, establece el hábito de ir a la biblioteca local los sábados por la mañana. Escoge unos cuantos libros para poderlos disfrutar durante la semana.

A continuación, algunas sugerencias para desarrollar buenos hábitos al ir a la biblioteca:

Comienza desde temprano:  Acostumbrar a los bebés y a los mayorcitos a visitar la biblioteca será una experiencia para toda su vida y apreciarán esa magia.

Sé considerado con otros:  Si tu hijo está molestando a otros, recuérdale que necesita usar una “voz de biblioteca” o hablar bajito cuando estén en la biblioteca. Si tu hijo no se puede tranquilizar, sácalo a dar un paseo hasta que se calme.

Busca libros que sean apropiados para el desarrollo, tales como historietas con rima para niños menores y libros con capítulos para los niños mayores.

Permítele a tus hijos basarse en sus intereses: No le niegues a tu hijo que cursa el primer grado un libro sobre aviones, si verdaderamente está interesado en ese tema, aunque éstos sean más apropiados para muchachos que cursan la secundaria.

Averigua los programas que ofrecen las bibliotecas. Muchas de ellas tienen actividades destinadas para niños de todas las edades, desde “mami y yo”, infantes y mayorcitos, incluyendo historias para los “clubs de lectura” de los estudiantes de preparatoria. ¡Y lo mejor es que usualmente es gratuito!

Averigua en la biblioteca si tu hijo califica para tener su propia tarjeta. Inclusive a muchos adolescentes les fascina tener su propia tarjeta de la biblioteca. Nunca es demasiado tarde para desarrollar en tu hijo el amor por la lectura.

¿Visita tu familia la biblioteca frecuentemente? ¿Qué motiva que el tiempo que pasan en la biblioteca sea especial?

 

 

Reacciona
Comparte
Publicidad