null: nullpx
Accesorios de Moda

Tres errores que todas cometemos al momento de utilizar tacones y que debemos evitar

Publicado 13 Abr 2020 – 06:07 PM EDT | Actualizado 13 Abr 2020 – 06:07 PM EDT
Reacciona
Comparte

Gracias a su estilizado y elegante diseño, los tacones tienen la capacidad de hacer ver a las mujeres mucho más altas y fashionistas. Son la herramienta ideal cuando queremos lucir empoderadas, sexys y llenas de estilo.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, ya que si no los elegimos o utilizamos correctamente, nuestro cuento de hadas puede volverse una pesadilla para nosotras y para nuestro cuerpo (especialmente, para nuestros pies, ¡auch!).

Con el fin de que logres encontrar tu par ideal y que puedas verte como toda una supermodelo, te presentamos los tres errores más comunes al utilizar este tipo de calzado, y cómo puedes evitarlos para que puedas disfrutar de esta experiencia.

#1 No elegir la talla correcta

Cuando es el momento de comprar tacones nuevos, es normal que cometamos algunos errores que hagan que nos arrepintamos de nuestras compras.

Para empezar, es recomendable que conozcas tu tipo de pie. Para esto puedes acudir con un especialista para saber la forma exacta de tus pies y, así, decidir cuáles son los tacones que te quedan mejor. Por ejemplo, los stilettos son ideales para los pies arqueados, pero incómodos para los que son muy planos.

Una vez que tengas este dato, puedes ir a tu tienda favorita e iniciar la búsqueda de tu par perfecto.

Otros punto que debes tomar en cuenta al momento de comprarlos son la talla y las actividades que realizarás cuando los utilices. Es decir, si esos tacones son destinados para el trabajo, es importante que te queden a la medida y que sean cómodos para que puedas ir de un lado al otro sin perder el estilo y sin sentirte insegura.

Recuerda que al comprar tacones de una talla más grande o más pequeña, lo único que lograrás es lastimar tus pies, que te salgan ampollas y que camines con incomodidad y dolor. No te arriesgues y asegúrate de que sean de tu talla correcta.

#2 No combinarlos adecuadamente

Antes de comprar cualquier tipo de calzado (no importan si son tenis, alpargatas, sandalias, flats o botas), siempre, pero siempre, debes fijarte en cómo los vas a combinar y si cuentas con las prendas adecuadas para que luzcan de acuerdo a tu estilo y forma de vestir.

Esto es importante, ya que te permitirá conocer la funcionalidad de ese calzado y ser consciente de cuántas veces podrás utilizarlo. Recuerda que los zapatos son accesorios, su función es complementar, en la mayoría de los casos, outfits que ya están previamente planeados.

Ahora, que si son unos tacones que te encantaron por su diseño y excentricidad, es válido que armes un look a partir de ellos. Solo ten presente que no podrás utilizarlos con tanta regularidad como el resto.

#3 La altura es inadecuada

Imagina que encuentras los tacones de tus sueños, el color contrasta perfecto con tu piel, lucen increíbles con todos tus outfits y te hacen sentir como una diosa amazona, el único inconvenientes es que *redoble de tambores* miden más de 15 centímetros ¡¿QUEEE?!

Ok, sabemos que hay quienes manejan esta altura como todas unas profesionales, sin embargo, si este no es tu caso, te recomendamos que vayas poco a poco para que logres acostumbrarte a una altura y así, ir subiendo centímetros tras centímetro hasta que encuentres la medida perfecta.

Primero debes acostumbrarte a usar los tacones más pequeños para que, cuando los tengas dominados, puedas comprar unos que tengan más altura. Siempre sé realista y toma en cuenta que si usas tacones demasiado altos, sin saber cómo usarlos, corres el peligro de resbalar y lastimarte.

Ya que conoces todos estos tips y recomendaciones, te invitamos a que los lleves a prueba. Te aseguramos que una vez que lo intentes, te convertirás en toda una experta en el arte de los high heels.

Por último, ten presente que los zapatos tan solo son una extensión de nuestro estilo. Recuerda que estos solo son la envoltura de todo lo que tenemos en el interior, lo verdaderamente importante es nuestra personalidad y el amor que nos tenemos a nosotras mismas.

Tú eres hermosa, valiosa e importante por el simple hecho de existir. No dejes que nadie te haga creer lo contrario.

Y a ti, ¿te gusta utilizar tacones? Cuéntanos en los comentarios.

¡Hey, no te vayas! Pensamos que te gustaría leer esto:

Reacciona
Comparte