null: nullpx
biografias de famosos

La inigualable vida de Lady Gaga contada en fotos: de vestir carne a ser la cara de Tiffany

Publicado 26 Mar 2019 – 02:42 PM EDT | Actualizado 16 May 2019 – 10:50 AM EDT
Reacciona
Comparte

Apareció en 2008 como una de las artistas más extravagantes de la escena del pop, con su éxito instantáneo Just Dance. Una melena platinada, un traje de cebra y un rayo pintado en su mejilla, inspirado, aparentemente, en Ziggy Stardust, fueron los elementos que nos revelaron que esta artista llegaría para quedarse. Desde su debut con The Fame, Lady Gaga ha ido dejando una huella imborrable en la cultura pop.

A través de estos 10 años que lleva su carrera, ha habido una transformación notoria en la música creada por la cantante, que se tradujo en un estilo de vestir diferente. Sus primeros álbumes exploraron el pop electrónico y el techno; después, con la llegada de Cheek to Cheek (su álbum colaborativo con Tony Bennett) y Joanne (el último que la cantante lanzó, en 2016) vinieron el jazz y el soft rock, y con ellos una apariencia completamente distinta.

Lady Gaga: del vestido de carne a los diamantes de Tiffany

2008-2009: sus comienzos como cantante

Los comienzos de su carrera fueron rocosos. En 2005, hizo sus primeras grabaciones con una banda que había formado con sus compañeros de la Universidad de Nueva York, pero dejó las clases para concentrarse mejor en perseguir su carrera. Según ella, nunca necesitó estudiar: su talento artístico, presente desde que era muy pequeña, le hizo muy fácil crear música de oído, sin necesidad de escribirla. «Soy una música natural: creo que eso es lo que hago mejor», dijo para MTV en 2011.

Entre ese año y el 2007, después de haber firmado y cancelado contratos con varias discográficas sin suerte, comenzó a actuar en shows de neo-burlesque, algo que definió como una experiencia liberadora. En este tiempo, conoció a Lady Starlight, otra música que sería quien la ayudaría a desarrollar su personaje del escenario, con esos impresionantes vestuarios.

A fines de 2007, Gaga aseguró contratos con algunos productores y discográficas. A pesar de su incipiente éxito, algunas estaciones de radio todavía no querían reproducir su música: la encontraban demasiado oscura o orientada al baile como para que al público en general le gustara. Con solo 21 años, la cantante declaró en ese entonces: «Mi nombre es Lady Gaga, he estado en la escena de la música por años, y yo se lo digo: esto es lo que se viene».

Sus trajes de formas geométricas y con adornos extraños serían el principal atractivo de la cantante para el público, además de la música. En sus primeros años como música reconocida, Gaga tuvo un éxito explosivo. En 2010, su gira The Monster Ball Tour, con la que presentó su primer disco, se convertiría en una de las más exitosas para un artista que recién debuta.

2010-2015: una polémica imagen pública

En 2010 fue cuando Gaga debutó su famoso vestido de carne en los MTV Video Music Awards. En esa ceremonia recibió el premio a video del año por Bad Romance, pero su premiación quedó opacada por la extravagancia del vestido. El icónico atuendo se encuentra conservado hoy día como charque en el Rock and Roll Hall of Fame. Sin embargo, esta no fue la única vez que lo usó.

Para una entrevista con Ellen DeGeneres, asistió con su vestido de carne. En el programa, Gaga explicó el significado detrás: «Si no defendemos lo que creemos y no luchamos por nuestros derechos, pronto vamos a tener tantos derechos como carne en nuestros huesos».

«Como alguien que ama a los animales, fue muy difícil para mí sentarme al lado de Lady Gaga mientras estaba usando ese atuendo», escribió, más tarde, DeGeneres, quien se considera vegana. «Pero me hizo tener que preguntarme: ¿cuál es la diferencia entre su atuendo y uno hecho de cuero?»

¿Cómo fue conservado el vestido de carne de Lady Gaga?

Este fue el atuendo más polémico de su carrera y atrajo la atención de los medios como moscas. Time lo marcó como la declaración de moda del año, mientras que el grupo defensor de los animales PETA lo encontró extremadamente ofensivo. De todos modos, otros de los atuendos que usó en estas épocas no se quedan atrás si hablamos de lo extravagante.

En 2012, Gaga lanzó su primera fragancia, llamada casi como su primer disco: Fame. Es una fragancia unisex y el primer perfume de color negro que se creó en el mundo. Si bien hubo rumores de que olería a «sangre y semen», la cantante los desmintió, alegando que el perfume contendría moléculas de estas sustancias pero no tendría su fragancia. Otro dato que avivó la polémica fue que el perfume contendría un extracto de su propia sangre, un rumor que sí se confirmó.

Fame tiene notas de belladona, incienso, damasco, azafrán y miel. Gaga asistió al lanzamiento del perfume vestida muy en combinación con la botella, usando un atuendo de plástico negro y dorado.

2015-2018: su nueva imagen

En 2015, su último álbum hasta entonces, Artpop, no había sido muy bien recibido. A partir de ese fracaso, Gaga comenzó a cambiar su imagen y su estilo. De acuerdo a Billboard, sin embargo, el cambio comenzó cuando Gaga se presentó en los Premios Óscar en ese año, donde interpretó canciones del musical The Sound of Music en honor a Julie Andrews. Esta presentación es considerada una de las mejores de Gaga.

La cantante asistió a la entrega de premios por una canción que escribió junto a Diane Warren, Til It Happens to You (Hasta que te pase a ti), para el documental The Hunting Ground, que trata el tema del abuso sexual en los campus universitarios de Estados Unidos. Es un tema que la toca de cerca: Gaga contó públicamente en varias ocasiones que sufrió una violación a los 19 años y que, desde entonces, padece trastorno por estrés postraumático debido al incidente.

Lady Gaga parece otra mujer: mira su transformación en las fotos de sus últimos looks para los Óscar

Esta fue la canción que interpretó en la entrega de los Óscar al año siguiente, en 2016, cuando fue acompañada al escenario por 50 personas que, como ella, habían sufrido abusos sexuales. El tema había estado nominado a mejor canción original, aunque no ganó el premio.

En ambas ocasiones, fue de las primeras veces que la cantante asistió a un evento con atuendos más femeninos y clásicos.

En 2016, lanzó su álbum Joanne, para cuyo nombre y estilo musical se inspiró en su tía fallecida. El disco volvió a posicionarse en primer lugar en las listas mundiales, como todos los anteriores éxitos de Gaga, lo que la hizo la primera mujer en llegar a este lugar cuatro veces en esta década.

Desde febrero de 2015 hasta julio de 2016, Gaga estuvo comprometida con Taylor Kinney, actor estadounidense. La relación terminó, según ella, porque su carrera musical se interpuso.

Con esta hermosa canción, Lady Gaga invita a donar para la investigación del lupus

Un año después, en noviembre de 2017, se comprometió con Christian Carino, un agente de talentos, con quien rompió el compromiso en febrero de 2019. «A veces, las relaciones terminan [...]. No hay una historia dramática detrás de eso», dijo Gaga.

2018: nace una estrella

Aunque Gaga no es extraña a la industria del cine, ya que había interpretado un personaje en American Horror Story, en 2018 obtuvo el papel que la llevaría al estrellato como actriz. Tuvo la oportunidad de actuar como Ally, una música que lucha para salir adelante, en A Star Is Born, una película producida y protagonizada por Bradley Cooper, remake de la original de 1937.

Para esa producción, Cooper declaró que la quería al natural, sin maquillaje, sin pelucas, sin tintas, sin atuendos llamativos. Gaga y Cooper escribieron y produjeron la mayoría de las canciones de la cinta. Gaga incluso insistió en que las tocaran en vivo para filmar.

Lady Gaga se emocionó hasta las lágrimas en los Grammy y ganó el premio al discurso más necesario

En la actualidad

Si bien la cantante sufrió un cambio de imagen externo, esto no impide que siga usando atuendos extravagantes de cuando en cuando. Dentro de su nuevo show, Enigma, el que estará interpretando por dos años más en Las Vegas, todos los estilos de vestimenta pueden aparecer.

Reacciona
Comparte