null: nullpx
Celebridades

10 vestidos que Kim Kardashian usó en 2018 y que amaste ver (aunque tal vez no usarías)

Publicado 28 Dic 2018 – 04:25 PM EST | Actualizado 28 Dic 2018 – 04:25 PM EST
Reacciona
Comparte

Existen dos clases de personas a las cuales seguimos en Instagram: en las que nos inspiramos cuando salimos de compras, y quienes tienen un estilo que tal vez sale demasiado de nuestra zona de confort, pero que igual nos encanta ver. Es probable que Kim Kardashian pertenezca al segundo tipo, con sus vestidos sensuales y espectaculares.

Uno de los primeros que lució en 2018 fue este modelo, cuya falda y mangas largas contrastaron con el amplio y pronunciado escote asimétrico. Salir a caminar con un corte como ese y sin que el vestido se caiga de repente, es una habilidad que merece aplausos.

Para una sesión fotográfica con la modelo Sita Abellán, Kim vistió un modelo lleno de tul. Parecían varios tutús de bailarina de ballet apilados uno sobre el otro. Pero la influencer los usó con tanta confianza que se vio increíble.

La Gala del MET es EL evento para ver atuendos asombrosos que jamás te encontrarías en un día normal. En la edición de este año, Kim optó por un diseño más sencillo, pero que resaltó por su brillo y por parecer casi una segunda piel.

No aparentaba ser una prenda muy amigable, sobre todo cuando compartió una foto de cómo fue el proceso para ponérsela. ¡Cielos!

Después del evento, la empresaria asistió a una fiesta organizada por Versace. Kim llegó con un vestido corto y negro. La parte superior estaba hecha sólo con tiras y hebillas, lo cual le dio un atrevido look de “chica mala”.

Con seguridad, el más insólito de toda la lista. No cualquiera se atrevería a ¿cubrirse? con un vestido totalmente transparente. Incluso sus zapatos siguieron el mismo motivo.

El outfit perfecto para ir al trabajo cuando ya depositaron la quincena. El vestido-gabardina tenía un estampado de billetes, al igual que las botas largas. El bolso en forma de saco de dinero fue un toque extra tan divertido como adorable.

En esta ocasión no supimos qué fue lo que más nos dejó boquiabiertos, si el color neón de su vestido o la abertura de la falda que casi llegó a su abdomen. Una opción veraniega bastante arriesgada.

Para destronar al vestido transparente que vimos más arriba, llegó este otro diseño. Fue como la versión Kardashian del disfraz de Sheldon Cooper del efecto Doppler. Pero, como siempre, Kim tiene un estilo tan fuera de lo ordinario que rockeó con él.

No estamos seguros de si sólo es una parte de un atuendo en proceso o si así se verá el resultado final. De cualquier manera ese brillo sobre la tela delicada hizo que Kim se ganara los elogios de sus seguidores en Instagram.

Y para terminar, un look que nos representa a todos. Sobre todo en los últimos días del año, en los cuales muchos hacemos home office y sólo pensamos en dormir y comer.

Te invitamos a leer:

Reacciona
Comparte