null: nullpx
Cuidado de la piel

Por qué los senos se oscurecen en el embarazo

Publicado 23 Ene 2017 – 12:30 PM EST | Actualizado 5 Abr 2018 – 01:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

Probablemente ya sabes que tus pechos van a crecer durante el embarazo, pero ¿sabías que pueden experimentar otro tipo de cambio? Tus pezones podrían crecer más, podrían estar un poco más sensibles e incluso comenzar a filtrar calostro antes del parto. Y como si esto fuera poco, la areola y el pezón también podrían verse un poco más oscuros que de costumbre.

Si estás acostumbrada a tener areolas rosadas, esto puede ser una sorpresa. Pero es totalmente normal que los senos se oscurezcan durante el embarazo.

¿Por qué los pechos se oscurecen en el embarazo?

Como ya te debes imaginar, las hormonas del embarazo son las responsables de estos cambios en el color de la piel. Las hormonas estimulan un aumento temporal en la cantidad de melanina que tu cuerpo produce, esa sustancia natural que da pigmento al cabello, los ojos y la piel. Con más melanina tu piel puede verse más oscura, especialmente en las zonas donde ya hay más pigmento, como las areolas.

Hay otra razón por la que los pechos se oscurecen durante el embarazo y tiene que ver con un hecho asombroso. Según explican los ginecólogos, la areola y el pezón se oscurecen para que el bebé pueda reconocer la fuente de su alimento. Al nacer, los bebés tienen una visión borrosa, les cuesta distinguir las cosas, pero si pueden distinguir una zona más oscura como los pechos de su madre. 

Un dato interesante es que la visión de los bebés recién nacidos alcanza a los 20 centímetros de distancia y curiosamente, la distancia entre el rostro de una madre y su bebé en brazos al momento de amamantarlo promedia los 20 centímetros. ¿Casualidad o maravilla del cuerpo humano?

Otras áreas del cuerpo pueden oscurecerse también, como la piel alrededor de los genitales, las axilas, los muslos y hasta el ombligo. Algunas mujeres, en particular aquellas con piel más oscura, también pueden experimentar decoloración en el labio superior, la nariz, los pómulos y la frente.

¿Este cambio es permanente?

La mayoría de los cambios de color en la piel que ocurren durante el embarazo desaparecerán unos meses después del parto. Sin embargo, algunas mujeres pueden encontrar que estas áreas permanecen un poco más oscuras de lo que eran una vez, especialmente cuando se trata de las areolas y pezones, y es algo completamente normal.

Y aunque no se puede evitar que el cuerpo produzca más melanina durante el embarazo, sí puedes mantenerte alejada del sol para evitar que tu piel se vuelva más oscura, ya que la exposición al sol puede intensificar estos cambios en el pigmento. Considera también usar protector solar de amplio espectro todos los días, y asegúrate de cubrirte cuando pases largos períodos de tiempo al aire libre.  Así que no tienes de qué preocuparte: es completamente natural que los pechos se oscurezcan durante el embarazo. Y como esta, seguro también te has hecho estas 7 preguntas que normalmente pasan por la mente de una embarazada

Reacciona
Comparte