null: nullpx
bebe

Los bebés que se chupan las manitas constantemente tendrán un mejor desarrollo del lenguaje

Publicado 16 Jun 2020 – 09:14 AM EDT | Actualizado 16 Jun 2020 – 09:14 AM EDT
Reacciona
Comparte

Alrededor del segundo mes de vida, la curiosidad de tu pequeño comenzará a despertar y con ella las ganas de querer tocar, mirar y escuchar todo aquello que lo rodea.

Uno de los comportamientos más frecuentes durante los primeros meses de vida, es cuando los bebés empiezan a meter sus manitas dentro de su boca.

En muchas ocasiones, esto puede generar preocupación por parte de los padres, debido a que desconocen qué es lo que origina esta acción.

Si este es tu caso y te preguntas por qué tu pequeño siempre tiene los dedos arrugaditos por la saliva, tenemos una respuesta que te tranquilizará. Esto es todo lo que debes saber al respecto.

¿Por qué mi bebé babea sus manitas?

De acuerdo con la pediatra Kelly Marques Oliveira, dicho hábito aparece entre los primeros dos o tres meses de vida y es completamente normal.

Según la especialista, este periodo lleva por nombre fase oral y es parte fundamental en el desarrollo de los bebés.

En esta etapa, tu pequeño comenzará a explorar el mundo a través de su boca, y tendrá ganas de probar absolutamente todo lo que llame su atención.

Asimismo, esta fase funciona como preparación para la salida de los primeros dientes de leche, misma que se desarrollará en los meses siguientes (aquí puedes ver un calendario de detención para saber cuándo brotará cada uno).

La página especializada en el desarrollo del bebé Naran Xadul menciona que un error muy recurrente en este periodo es que los padres le de un chopón al bebé, para evitar que se meta las manos a la boca.

Sin embargo, esto solo entorpece su desarrollo, pues impide que el pequeño pueda descubrir el mundo a su manera.

Por eso, es muy importante que dejes que tu bebé juegue con sus manitas y que explore su cuerpo.

Es probable que en algunas ocasiones tu pequeñito vomite. Esto sucede porque aún no es consciente de los límites de su cuerpo, por lo que le resulta fácil meter su mano hasta la garganta.

No te preocupes, de esta forma aprenderá que su estómago es capaz de expulsar la comida y preparará a su organismo para que reaccione correctamente en caso de que se asfixie con un alimento u objeto.

Importancia de la fase oral

Los especialistas afirman que este comportamiento es indispensable para que logre desarrollarse adecuadamente en el ámbito lingüístico, pues es una opción para estimular el habla a través de balbuceos o sonidos.

Milton Eduardo Bermúdez, director del Laboratorio de Psicología de la Pontificia Universidad Javeriana, argumenta que limitar esta conducta podría retrasar procesos del lenguaje, los cuales resultan fundamentales para su desarrollo cognitivo e intelectual.

En este mismo orden de ideas, Carolina Molina, psicóloga especialista en desarrollo infantil, explica que los bebés que tienen mayor libertad en este proceso suelen pronunciar mejor las palabras y comunicarse más fácilmente con las personas que los rodean.

Finalmente, recuerda que esto no quiere decir que debas dejar que tu pequeño se meta todo a la boca.

Es necesario que le brindes las herramientas necesarias para que pueda descubrir esta etapa correctamente y sin poner en riesgo su salud. En esta caso, las mordederas con textura resultan un excelente opción.

Así que ya lo sabes, mantente alerta a los objetos que tu bebé introduce en su boca y estimula su curiosidad con diferentes elementos y texturas.

De esta manera, podrás impulsar su desarrollo y lo entrenaras para recibir la etapa de la dentición con todos los conocimientos necesarios.

Y tú ¿cómo estimulas el crecimiento de tu pequeñito? Cuéntanos en los comentarios.

mini:


Pensamos que te gustaría leer esto:

Original Author: Jessica Krieger Original Author URL: https://www.vix.com/pt/users/jessica-krieger
Original ID value: 576005
Original Site: pt
Original URL: https://www.vix.com/pt/maes-e-bebes/576005/bebe-colocar-a-mao-na-boca-com-frequencia-nao-faz-mal-e-significa-desenvolvimento

Reacciona
Comparte