null: nullpx
autoestima en niños

Cómo evitar que tus hijos hagan berrinche durante la cuarentena (y cómo controlarlos)

Publicado 25 Mar 2020 – 06:17 PM EDT | Actualizado 25 Mar 2020 – 06:17 PM EDT
Reacciona
Comparte

Los berrinches son manifestaciones que los niños expresan al sentir frustración, ira, miedo o tristeza. Este tipo de conductas suelen surgir cuando los pequeños no encuentran las palabras para transmitir sus sentimientos, y suelen aumentar cuando están aburridos o encerrados.

Desde llorar, gritar, patear o incluso tirarse al suelo, estas actitudes son recurrentes cuando quieren llamar tu atención, protestar por algo con lo que no están de acuerdo o, simplemente, cuando buscan escapar de una situación que no les agrada.

Con el fin de que sepas cómo enfrentar y controlar una de estas rabietas, te presentamos una serie de consejos que te serán de mucha ayuda durante esta cuarentena. Toma nota.

¿Cómo puedo controlar un berrinche con éxito?

De acuerdo con el blog Psicóloga S.O.S, de la experta en salud mental infantil, Zulme Lomelli Pérez, lo mejor que puedes hacer es seguir una rutina que te permita tomar el control del comportamiento de tu pequeño y con la que puedas identificar fácilmente cuales son las primeras señales de un próximo berrinche.

Es decir, necesitas identificar cuándo el pequeño está apunto de hacer una rabieta.

Una vez que tengas presente las señales y los focos rojos, deberás seguir esta serie de claves que te ayudarán a mejorar su inteligencia emocional, a regular el control de sus emociones y reaccionar con calma y paciencia ante este tipo de situaciones.

#1 Identifica la razón de su berrinche

Tómate un par de minutos para detectar la razón de su enojo: frustración, algo que se le arrebató, ira, hambre, sueño o si solo se trata de manipulación. No dejes que el mal humor te nuble la visión, si pierdes los estribos, te será imposible entablar un diálogo con el pequeño y es muy probable que la situación empeore.

Recuerda que somos la mayor guía para los pequeños. Si tu hija o hijo te ven perder el control con facilidad, pensarán que es normal y comenzarán a imitarte. Mucho ojo.

#2 Llévalo a un lugar seguro

Abrázalo, cárgalo y sácalo del sitio en donde inició la rabieta. Esta técnica es utilizada desde tiempo inmemoriales y es conocida como “tiempo fuera”; consiste en que el pequeño reconozca que entró en un entorno tranquilo y despejado para que le hagas entender que tendrá que permanecer ahí por un par de minutos hasta que se sienta más tranquilo.

Acto seguido, aléjate y vigílalo a una distancia moderada. No te acerques a él hasta que confirmes que el berrinche ha terminado. En casos de aislamiento, como el que estamos viviendo actualmente, puedes llevarlo a una habitación en donde no haya nadie o bien, buscar un lugar en la casa en donde pueda estar en silencio.

#3 Háblale mientras se desahoga

Mientras el pequeño realiza un berrinche, háblale calmadamente y hazle entender que no le vas a prestar atención hasta que decida calmarse. Esto lo ayudará a distinguir sus emociones durante y después del berrinche.

Aprenderán que cuando gritan, lloran y patalean es muy complicado entender sus exigencias y sentimientos, por lo tanto, deberán tranquilizarse y guardar la calma si quieren ser escuchados.

#4 Una vez que se calme, felicítalo

Apenas notes que su estado de ánimo ha cambiado y se encuentra mucho más relajado y en calma, aprovecha para preguntarle cómo es la emoción que siente en ese instante.

Dile: “estabas muy enojado y te sentías mal, ahora que estás tranquilo, te sientes mucho mejor ¿cierto?”. Verás que poco a poco, el pequeño reconocerá la forma adecuada para comunicarse.

Asimismo, trata de reconocer y aplaudir cuando ha logrado tranquilizarse. Los estímulos positivos son muy importantes en la crianza, estos los hacen sentir queridos importantes e incrementan su autoestima.

#5 Mantén la calma

Sabemos que a veces es muy complicado mantener la calma cuando estamos bajo situaciones llenas de estrés y enojo, pero inténtalo, te aseguramos que su relación mejorará notablemente.

Recuerda que no se trata de una lucha de poder, solo es cuestión de que le muestres cuál es el camino correcto para expresar sus emociones.

Una vez que conoces todas estas recomendaciones, te invitamos a que las lleves a prueba, estamos seguros de que no te arrepentirás. No olvides que en tiempos de crisis como este, lo más importante es estar unidos y mantener una convivencia saludable y armónica en el hogar.

¿Conoces otros consejos que pueda ser efectivo? Compártelos en los comentarios.

¡Hey, no te vayas! Pensamos que te gustaría leer esto:

Reacciona
Comparte