null: nullpx
Bebés & Familia

7 ventajas de ser un papá joven: maduras más rápido y tienes más energía para jugar

Publicado 14 Jun 2021 – 06:46 PM EDT | Actualizado 14 Jun 2021 – 06:46 PM EDT
Reacciona
Comparte

Ser padre joven, es una noticia que cambia la vida completamente, ya que las noches de diversión con los amigos quedan atrás para enfocarse en el bienestar del futuro bebé.

Si bien son conocidos los retos a los que se enfrenta una pareja menor de 25 años, también existen ventajas de formar una familia en ese periodo de la vida. Conoce las más importantes, de acuerdo a la iniciativa Universidad favorable a la familia, un proyecto implementado por la Universidad Estatal de Sumy, en Ucrania y la empresa Care.com, que se centra en difundir la importancia de la atención familiar.

1.Se tiene más energía para la crianza

Los padres jóvenes tienen la ventaja de la energía y la juventud. Ellos pueden pasar horas cuidando o jugando con los pequeños y cansarse muy poco, además las noches de insomnio no serán tan pesadas, ya que el cuerpo es más resistente.

2. Es más fácil relacionarse con los hijos

En el momento donde los hijos comienzan a vivir la etapa adolescente, normalmente a los padres jóvenes les es más fácil lidiar con dicha etapa porque no ha pasado mucho tiempo desde que la vivieron.

Así que son mucho más empáticos cuando los hijos expresan sus sentimientos porque recuerdan lo que vivieron cuando ellos tenían esa edad.

3. La transición a la paternidad es sencilla

Es más fácil adaptarse a ser madre o padre cuando se es joven, porque no se tiene la oportunidad de acostumbrarse a un estilo de vida donde existen los planes esporádicos.

Además, resulta simple lidiar con los cambios de la crianza, ya que no se han tenido tantos años para acostumbrarse a ciertas rutinas y hábitos.

4.Se tiene más tiempo para pensar en tener otro hijo

La presión sobre el tener otro hijo prácticamente es nula. Los padres pueden pensar con mucha más calma si en el futuro tendrán otro o no. Además, es poco probable sufrir un embarazo con complicaciones. ¡Las parejas jóvenes tienen mucho más tiempo para tomar la decisión de ser padres por segunda ocasión!

5. Maduras más rápido

La responsabilidad para la crianza hace de manera automática que tanto mamá como papá maduren. Sacrificarán algunas cosas que les gustan para garantizar que el bebé esté bien, pero al mismo tiempo se volverán más responsables.

6. Es más fácil recuperarse del parto

Los daños físicos que provoca el parto en el cuerpo son muy dolorosos, aunque para las madres jóvenes es más fácil recuperarse de la experiencia. También se reducen las posibilidades de tener estrías.

7.Todavía serás joven

Los padres serán más jóvenes cuando sus hijos crezcan y estén listos para ser independientes. Mientras que por otro lado, tus conocidos podrían estar viviendo con niños o adolescentes difíciles cuando tú ya pasaste por eso y estás recuperando tu vida social.

La paternidad es uno de los sentimientos más bonitos y pese a que es muy criticado cuando se practica muy joven, también tiene su lado bueno.

Ya que estás aquí, pasa a ver:

Reacciona
Comparte