Los gemelos de Ricky Martin

Entérate qué proyectan los hijos de Ricky y por qué el Profesor Zellagro anuncia que son los bebés de la Nueva Era.

Todo apunta a que su nacimiento ocurrió el día 6 de agosto. Desde el punto de vista numerológico los gemelos nacieron con la vibración universal seis que representa la más alta categoría del amor y que conlleva un salto de culminación para Ricky, capricorniano del 24 de diciembre de 1971 y por tanto un número nueve dentro de la Numerología (recuerden que todas las sumas se reducen a un dígito, y por tanto: 24+12+1971=2007 (2+0+0+7=9), la clave de la realización pues los ciclos se extienden del uno al nueve.Algo curioso: la Luna estaba en tránsito por Libra durante esos días, un movimiento armónico, estabilizador, elegante que combina muy bien con la Luna natal de Ricky Martin, sensible, pisciana. Asimismo las influencias directas de Mercurio y de Venus inciden de una forma muy equilibrada entre el padre y sus hijos.Analicemos ahora la posición estelar para el ciclo del nacimiento: La Luna en Libra, Mercurio, directo, en Leo, Venus, directo en tránsito a Virgo, Marte en Virgo, Júpiter en Capricornio, retrógrado, Saturno en Virgo, directo, Urano retrógrado en Piscis, Neptuno retrogrado en Acuario y el planetoide Plutón también retrógrado, en Sagitario. Además Chirón en Acuario, retrógrado. ¿Qué nos sugiere esta configuración astral?Uniendo la energía planetaria imperante con los aspectos natales de su padre, puesto que los de la madre son desconocidos, y estableciendo un parámetro que incide sobre esta forma diferente de nacimiento podemos decir que estamos frente a dos niños que marcarán una Nueva Era dentro de lo que será el arte y el deporte, pues ambos aspectos se encuentran muy favorecidos y son muy compatibles con las tendencias artístico-deportivas del su feliz padre.Por supuesto, tener en nuestras manos los datos natales de su madre biológica nos ayudaría a conformar con más precisión su perfil astrológico, pero al no sernos conocidos debemos recurrir a la llamada "interpretación astrológica paternal a priori" en la cual se establece la compatibilidad entre padres e hijos y al mismo tiempo se proyecta su posible evolución, una especie de "sinastría" muy singular. En el caso de los gemelos, y en el supuesto caso que hubieran nacido el día 6 de agosto como todo parece indicar, comparando sus perfiles astrológicos correspondientes con los de su famoso y querido papá, hay varios detalles que llaman la atención. Uno de ellos es la posición de Saturno, regente de Ricky que está directo en los gemelos en un signo de tierra, y otra la incidencia notable de ciertas conjunciones planetarias que al superponerse con las de su padre crean un marco revolucionario y transformador. Otro es la influencia de Chirón y la Luna que se unen creando un arco iris de potencialidades intensas.

Estos ya famosos gemelos que han nacido de una forma única, no son los

primeros, ni serán los últimos, pero en este caso el aura que les

envuelve desde el mismo momento del nacimiento les proyecta a una

situación muy especial.Verán manifestadas en su padre las dos energías

vitales unidas, la materna y la paterna, el yin y el yang, y la

relación con el mismo será muy especial, intensa y profunda

proyectándose al futuro cercano como dos heraldos de una nueva

dimensión en la que todo es posible y en la que no existen más límites

que los que nos impongamos.

El misterio existe y no se descifrará hasta que hayan transcurrido los

primeros siete años de su vida en los que habrá más que una sorpresa, y

una clara definición de lo que habrá a medida que crezcan.Nacidos en

el tiempo de las Olimpiadas, tal vez estemos siendo testigos de un

milagro olímpico que en pocos años asombrará al mundo.