¡El plenilunio y Frankenstorm!

La fase de la Luna llena complica aún más la situación para las regiones de Estados Unidos afectadas por la llamada "tormenta perfecta"