Eclipse solar se vio en India y China

¡Mujeres que piden cesáreas para no dar a luz el día del eclipse en China y la India, malos augurios! ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Como sabemos, un eclipse no tiene nada de misterioso pues se trata de un fenómeno que ocurre siempre varias veces todos los años. En el caso del eclipse solar, como el del día 22, es la Luna la que se interpone entre la Tierra y el Sol y por eso el sitio donde se observa es mucho más reducido que cuando ocurren los eclipses de Luna.En esta ocasión el recorrido de la sombra del eclipse comenzó en la India, cruzando Nepal y China. Después de abandonar el continente asiático pasó por la isla japonesa de Ryukyu para terminar en pleno Océano Pacífico. El eclipse comenzó a las 05:29 de la mañana, hora local (23:59 GMT del martes), y luego dejó de verse ya por el noreste del país a las 07:41.Este eclipse fue visto en el norte de la India, en el este de Nepal, el norte de Bangladesh, Bután, el norte de la punta de Myanmar, China central y el Océano Pacífico incluyendo las Islas Ryukyu, Islas Marshall y Kiribati. El eclipse total –o sea, el Sol, totalmente oculto creando unos minutos de oscuridad en pleno día- se vio en ciudades como Surat, Varanasi, Patna, Thimphu, Chengdu, Chongqing, Wuhan, Hangzhou y Shangai. Un eclipse parcial se vio en el camino mucho más amplio de la penumbra de la Luna, incluida la mayor parte del sudeste de Asia y el noreste de Oceanía.Como el mismo oscureció algunas ciudades consideradas sagradas por la religión hindú existía mucha especulación entre los astrólogos y místicos de ese país que auguraban desastres, calamidades, advertían a las embarazadas que no salieran a verlo, vaticinan ataques terroristas y asesinatos de líderes políticos, y posibles tensiones internacionales debido al tránsito de Saturno por Virgo.No solamente en India, también en China los eclipses han sido siempre vistos como presagios de calamidades y en los hospitales de ese país, al igual que en la India, Bangla Desh y Japón, muchas mujeres embarazadas pidieron cesáreas porque no deseaban que sus hijos nacieran el día del eclipse.

Sin embargo, a pesar de todas esas predicciones, muchas de ellas supersticiones enraizadas en tradiciones que se remontan en la historia a tiempos en los cuales no se sabía exactamente que era un eclipse ni como se producía, lo cierto es que se trata de un fenómeno hermoso, impresionante –por supuesto, pues los animales inclusive se equivocan, los gallos cantan y se desajustan los biorritmos- y es impactante ver al Sol oscurecerse.En el pasado, las clases dominantes conocedoras del fenómeno con antelación lo usaban como medio de manipulación pública, como ocurría en el Antiguo Egipto, en Mesoamérica, en el mundo Maya, entre los aztecas, los incas, las tribus africanas, las del norte de Europa y en general dondequiera que fuera a verse el impresionante evento cósmico.El eclipse y la astrologíaPor otra parte, parece existir cierta relación causa-efecto entre los eclipses y ciertos fenómenos naturales como los terremotos fuertes, maremotos, asesinatos de líderes mundiales y guerras, particularmente en tiempo de algunas combinaciones planetarias.La Astrología moderna advierte que los mismos se deben tomar como una señal de aviso para modificar nuestra conducta y los considera muy importantes cuando aparecen en la Carta Natal de una persona. Por ejemplo, al nacer con un eclipse se asocia el nacimiento de esa persona con las regiones del mundo donde va a ejercer influencia, como en el caso de Alejandro el Magno.También se está especulando sobre un cambio energético global y otras cuestiones de índole metafísica que supuestamente prepararían a la humanidad para el gran evento que muchos esperan en el año 2012.En todo caso, no hay razón alguna para alarmarnos. Los eclipses solares y lunares han ocurrido siempre, y el mundo no se ha acabado.