¡Cuídate de los idus de marzo!

En los idus de marzo se cumplió un vaticinio que auguraba la muerte de Julio César en la antigua Roma, desde entonces, esa fecha es temida.
28 Feb 2012 – 3:27 PM EST

 

Muchas veces hemos escuchado la frase "¡cuídate de los idus de marzo!" sobre todo cuando estamos a las puertas del mes del cambio de estación, pero ¿qué son exactamente esos idus y por qué son tan temidos, cuando debía ser lo contrario?  La respuesta está en la historia.

Según el antiguo calendario romano los idus de marzo eran unas fechas especiales que caían siempre el 15 del mes de marzo "llamado Martius en la antigua Roma- y se consideraban días muy buenos y de suerte. Caían el 15 de marzo, también en mayo, julio y octubre, y los días 13 del resto de los meses "como se ve, el 13 en esa época se tenía como muy favorable.

¿De donde viene pues la frase y el cuidado que hay que tener de los idus? La historia se remonta a un escrito de Plutarco quien señala que el mismo Julio César había sido advertido del peligro por un vidente, el cual se le había acercado y le había dicho “¡cuídate de los idus de marzo!”.

Siguiendo la historia el día 15, cuando Julio César iba al Senado llamó al vidente y riéndole le dijo “¿ves?, ya son los idus de marzo y no ha pasado nada”, a lo que el vidente le respondió de forma compasiva “si, pero aún no han acabado”. Ese mismo día fue asesinado.

En su obra Julio César, el gran dramaturgo inglés William Shakespeare escribía en el siglo XVI “¡Cuídate de los idus de marzo!” al referirse a una historia relacionada con la muerte del famoso militar y dictador romano del mismo nombre y el vaticinio que supuestamente le hizo un vidente.

Desde entonces se ha venido popularizando la frase y muchas personas la emplean sin saber, realmente lo que significan, ya que los temidos idus, no eran considerados fechas de mal agüero ¡al contrario! y se recuerda la fecha asociándola con ese evento. Aunque los idus se sustituyeron posteriormente en el calendario, se siguieron usando como frase popular.

Lo que llama poderosamente la atención tocante al asesinato de Julio César es que no solamente las palabras de aviso del adivino fueron las únicas que escuchó César en los días previos al asesinato, sino que tuvo otras advertencias. Sin embargo, era tan grande su confianza que las rechazó, puede decirse que en muchos aspectos la de César fue una muerte anunciada.

Su mujer, Calpurnia, también había soñado esa misma noche que César sería asesinado y trató de impedir que ese día César acudiera al Senado, convocado para tratar la guerra contra los partos, hacia la que partiría César al día siguiente.

También ocurrió otro hecho curioso, pues antes de entrar en la sesión se le acercó un senador y le dio un rollo de pergamino rogándole que lo leyera. En ese documento figuraban los nombres de todos los conjurados para asesinarle, pero César no tuvo tiempo de leerlo y entró en el Senado con el rollo en la mano, sin haberlo visto, y sin saber que si lo hubiera hecho, habría salvado su vida.

¿Coincidencias? Es posible, pero lo cierto es que para Julio César ¡los idus de marzo no fueron nada favorables!

 Visita ahora mismo tu sección de Horóscopos y videos y participa en tus foros místicos para mayor información ¡te esperamos en Facebook! Recuerda que esa sección hay temas interesantes como este, actualizados, concursos, cursos de estudios y muchas cosas más, no dejes de pasar ahora mismo por la misma, haz clic a continuación: Horóscopos.