Compatibilidad amorosa entre Eugenio Derbez y Alessandra Rosaldo

¿Podemos saber qué tan compatibles son Eugenio Derbez y Alessandra Rosaldo? ¡Así es, no te lo pierdas!

El 7 de julio Alessandra Rosaldo y Eugenio Derbez contraerán matrimonio, una boda que está captando el interés de todos los admiradores de esta singular pareja.

Alessandra y Eugenio son dos nativos del signo Virgo, que  se estarán casando en un momento muy auspicioso para ese signo.

Y es que el planeta Mercurio, regente del mismo, está en un tránsito directo, y al mismo tiempo, en días pasados se inició el movimiento directo de Venus, planeta del amor, creando aspectos que tanto al novio como a la novia les favorecen notablemente.

Alessandra es una nativa de Virgo que en este año comenzará a vivir su Año Personal siete y de forma coincidental Eugenio Derbez, que es otro Virgo, también inicia su ciclo siete a partir de su cumpleaños.

En el Horóscopo Chino ella es jabalí y él buey, dos signos que son muy compatibles ya que no presentan choques de caracteres, aunque mantienen fuertemente su individualidad de modo tal que en esta relación no habrá “uno que mande y otro que obedezca” o uno que indique el camino a seguir sino que ambos marcharán, de mutuo acuerdo por la misma dirección, con un alto grado de independencia en sus decisiones. 

Venus en Virgo

Ambos tienen en sus Cartas Natales el planeta del amor en el mismo signo, y por cierto el signo natal, aunque Derbez lo tiene ya cercano al carismático signo de Libra en un día cúspide, lo cual le proyecta a veces con inclinaciones propias de su signo de tierra, telúrico, y otras con las que le influye el elemento aire.

La diferencia de edades no parece ser un factor negativo en esta relación puesto que aunque Derbez es un hombre de más experiencia dentro de la vida matrimonial, algo que para Alessandra será un nuevo capítulo sentimental, la balanza se equilibra con la proyección que ambos emiten y que indica una relación con muchas posibilidades de éxito, al menos por el momento.

No obstante, como en todas las relaciones de pareja, hay puntos que se deben trabajar para alcanzar la plena identificación y la estabilidad soñada, y en ese sentido, será Eugenio quien tendrá la mayor responsabilidad para convertir este matrimonio en una verdadera pareja que funcione y lograr pasar la prueba del fuego, o sea, los primeros meses de la unión, sobre todo cuando comience el ciclo retrógrado de Mercurio, planeta regente de ambos.

La tendencia prevaleciente es a resolver las dificultades que surjan, los retos y divergencias de opiniones, sobre una base inteligente, sensata y de pláticas muy constructivas. Hay una nota muy positiva en esta unión y es que existe lo que se llama “admiración mutua” en la que tanto Eugenio como Alessandra se respetan y admiran mutuamente, lo cual crea los fundamentos para una vida en común larga, feliz y dichosa.

La boda ocurre el día 7 del mes 7 con la Luna en tránsito por el signo de Piscis, lo cual es buen augurio en el sentido que se encuentra dentro del ciclo del plenilunio, en sus días finales y al mismo tiempo en el mes regido por Cáncer, que a su vez es muy compatible con el signo lunar.

En general, las perspectivas son favorables, pero dependerá mucho de la tolerancia que ambos desarrollen entre si y el nivel de respeto que exista, algo que felizmente se palpa, para dirimir diferencias y sacar adelante una relación que tiene todas las potencialidades de ser muy estable.