Capricornio - Domingo 17 de agosto: Tiempo de amar, de vivir

No se trata solamente de dar, sino también hay que recibir y establecer una buena energía mutua. Más... Por Profesor Zellagro

El amor funciona siempre en una avenida de dos vías

Por el Profesor Zellagro. Se avecina un viaje largamente esperado así que pronto estarás haciendo algo que te agrada. ¡Nada de titubear ni vacilar a la hora de expresar lo que siente tu corazón íntimamente! Recuerda que nada se gana con quejas o lamentaciones que nublan la razón y si se te acerca una persona quejumbrosa procura mantener distancia para que su negatividad no te contagie y te desaliente. Mantén tu frescura en todo momento y así no te contagiarás con el pesimismo saturniano que a veces afecta tu signo capricorniano.

Amor

Este domingo la Luna entra en el signo de Géminis a las 5:42 pm, hora del Este de EU. Los planetas Urano, Neptuno y el planetoide Plutón continúan retrógrados, y tu regente, el planeta Saturno sigue en tránsito directo. El ejercicio del amor con tu pareja no debe convertirse en algo rutinario, sino en un sentimiento compartido en el que ambos tomen parte y asuman su responsabilidad. No es una calle de una sola dirección sino una avenida de dos vías.

Salud

No vayas a saltar tus tiempos de almuerzo, reposo y distracción pues en ellos se encuentra el secreto de una buena salud. Mantén horarios regulares para que tu organismo responda bien y no haya desajustes en tu biorritmo.

Trabajo

Actúa con mucha inteligencia y organización para que no se te vaya a estropear el domingo pues son muchas las tareas que ahora debes realizar y si te complicas la vida tratando de resolverlas todas inmediatamente terminarías agotado y falto de energía.

Dinero y fortuna

Más sobre el Profesor Zellagro aquí:

Visita ahora mismo tu sección de  Horóscopos y videos  y participa en tus  foros místicos para mayor información ¡te esperamos en  Facebook! ¡Muchas gracias. Profesor Zellagro 

¡Participa en mi blog! ¡Sìguem e en twitter! No te pierdas tampoco los Horóscopos del Niño Prodigio y Mizada