publicidad
Las actividades de los chicos en el verano son tan variadas como ir a la playa, a un campamento de verano, quedarse en casa, y otras.

Diez ideas fantásticas para hacer en vacaciones

Diez ideas fantásticas para hacer en vacaciones

El verano es el momento ideal para crear momentos inolvidables en familia. Aquí te damos las mejores ideas para vivir esta aventura épica.

Las actividades de los chicos en el verano son tan variadas como ir a la...
Las actividades de los chicos en el verano son tan variadas como ir a la playa, a un campamento de verano, quedarse en casa, y otras.

¿Qué hago con los chicos ahora en las vaciones de verano?

Cada vez que se aproxima el verano, comenzamos a programar la aventura que se avecina: ¿Qué hacemos con los chicos en esta época del año?  

En muchos casos, ya entradas las vacaciones, los chicos todavía están en casa. Aún así hay tiempo de pensar en alguna actividad para ellos. Abuelos y tíos se convierten en aliados de hierro, entonces organizar una visita de unos pocos días para visitar a los familiares es un cambio de rutina que disfruta mucho toda la familia.

Pero como ya sabes, hay otras buenas opciones. Sigue leyendo y seguro encontrarás ideas que todavía no pusiste en práctica.

La clave es planificar y dialogar

Los especialistas coinciden que la clave es planificar qué se hará con el tiempo libre de las vacaciones, básicamente porque son los chicos quienes sacan provecho de la desorganización de sus padres para lograr lo que quieren o para relajarse del todo y no hacer nada. Y esto no es lo que queremos. Lo ideal es aprovechar la energía maravillosa de los chicos de la manera más creativa.

publicidad

Lo más recomendable, entonces, es sentarse a dialogar con ellos sobre sus intereses y expectativas e involucrarlos directamente en la planificación de esta aventura veraniega. Es fundamental que se sientan escuchados y que luego de ese diálogo, los padres puedan determinar hacia dónde ir.

El segundo paso es darles "algo hecho", porque aunque estamos de vacaciones y no es necesario que sigan con la rutina del colegio, esto no significa que nos podamos tomar un receso de nuestras responsabilidades como padres. Nosotros debemos marcarles el camino, ser creativos y organizados. Lo ideal es tratar de mantenerlos activos y evitar lo que se conoce como "el síndrome del niño desocupado": es cuando el chico siente una especie de vacío al encontrarse en un espacio de ocio que antes no tenía.

Recuerda que lo ideal es intentar que todos los integrantes de la familia puedan disfrutar durante las vacaciones y realicen aquellas actividades placenteras y recreativas que en otra época del año parecen imposibles. Es un buen momento para planificar actividades familiares que fueron relegadas por la rutina diaria.

El momento para hacer actividades diferentes

Vacaciones no es sinónimo de ocio. Los especialistas remarcan que esta es una ocasión ideal para inculcarles a los pequeños que se puede aprovechar el tiempo libre para hacer actividades diferentes. Así, los chicos pueden aprender un nuevo conocimiento o desarrollar alguna habilidad, incluso perfeccionar algún talento. 

Obviamente está más que recomendada la práctica de algún deporte o de actividades al aire libre. En este rubro, los summer camps aparecen como una opción ideal porque además de cumplir con una disciplina establecida, también les ayuda a socializar y a desenvolverse con autonomía en la realización de actividades que no son frecuentes en la casa. El consejo para los padres es que analicen detalladamente cuál es la alternativa que más se ajusta a las necesidades de sus hijos.

También están recomendadas todas las demás actividades con componentes lúdicos, artísticos y no convencionales como colonias de verano, visitas a granjas, museos, encuentros musicales, literarios o de teatro infantil, de pintura, ciclos de cine, etc. Según los psicoterapeutas, esta batería de acciones les permitirá interactuar con otras personas, los ayudará a tomar decisiones y a ser más empáticos.

Los adolescentes, otro tema

A los chicos mayorcitos es importante remarcarles la importancia de que tengan unas vacaciones activas y antes de que ellos declaren que están aburridos o que no tienen ganas de hacer nada. Ponte positivo en el diálogo y contágialos de tu energía.

Programa actividades distendidas para realizar juntos y en las que te sientas más cerca de ellos, pero con la idea de abordar diferentes temas. Haz coincidir tus vacaciones con las de ellos para compartir espacios de ocio con todos los integrantes de la familia. Aunque sean unos pocos días, estos pueden ser muy importantes para encontrar los momentos adecuados para reencausar el diálogo hacia a una relación más estrecha y de confianza. Verás que encontrarás momentos que atesorarás el resto de tu vida.

publicidad

Cuéntanos: ¿Qué te gusta hacer en verano?

Ocupados y entretenidos, pero en la casa o cerca

Aunque enviar a los chicos a un campamento de verano es la opción más popular entre las familias, hay otras opciones súper enriquecedoras y entretenidas que crearán momentos inolvidables en los chicos.

He aquí algunas ideas y sus ventajas:

  • Clases de natación: Es una buena opción porque mezcla la práctica de un deporte y una actividad recreativa, sobre todo para realizar en verano. Se pueden elegir centros comunitarios, universitarios o academias privados, pero en todos los casos, serán ámbitos seguros y supervisados por especialistas. Los niños se divertirán, socializarán y estarán protegidos, mientras nosotros podemos seguir con nuestra rutina.
  • Patinar o andar en bicicleta: otro ejemplo de actividades divertidas que se pueden hacer en esta época, que además contribuyen a desarrollar habilidades motrices.
  • Juegos infantiles y videojuegos: Ya hablamos de los límites y que no se deben relajar en las vacaciones. Los videojuegos han recibido muchas críticas, pero también es necesario entender que los niños aprenden a pensar y a adquirir capacidades mientras juegan. Hay muchos títulos educativos que contribuyen a reforzar esa enseñanza. También hay que incentivarlos a divertirse con otros juegos de mesa que los mantengan entretenidos. Es aconsejable jugar junto a ellos cuando sea posible. Se les puede permitir otros videojuegos de esparcimiento, pero con límites.
  • Dibujo y pintura: Una excelente opción para que los pequeños desarrollen su creatividad e imaginación.
  • Manualidades: Contribuye a desarrollar sus habilidades motrices y les da la oportunidad, a las chicas, de crear su propia bijouterie. En el caso de los hombres, pueden fabricar sus juguetes, máscaras o espadas, por ejemplo.
  • Practicar repostería: Es una buena forma de estrechar lazos con los niños y transmitirle costumbres, habilidades o secretos de nuestra familia.
  • Actividades domésticas: las vacaciones pueden ser ideales para que los chicos vayan aprendiendo que tienen responsabilidades en la familia, sin importar que edad tenga. Es importante que se vuelvan corresponsables y para ello, se les pueden asignar diferentes tareas como: limpiar clósets, redecorar cuartos, ordenar la bodega, etc.
  • Vuelta al pago: Es una interesante alternativa para muchas familias latinas que aprovechan estos días de descanso para que los hijos viajen a sus países de origen. Además de estar contenidos por el núcleo familiar (abuelos, tíos, primos, etc.), también es una buena experiencia para adquirir nuevos conocimientos, tradiciones y hábitos culturales. También pueden estrechar lazos con sus parientes.
  • Ayuda exterior: Para algunas familias es más conveniente traer a un familiar (abuelos, tíos, cuñados, etc.) que quiera cuidar a los niños o convivir con ellos, durante algunos días o por todo el receso escolar. Para los padres es una gran ayuda porque pueden seguir con sus obligaciones, mientras que para el familiar son como unas minivacaciones junto a sus seres queridos.
  • Padres al rescate: Esta opción es ideal para vecindarios o comunidades en las que los padres pueden acordar con sus vecinos o amigos cómo cuidarán a los chicos. En estos casos, una madre o padre se encarga de organizar actividades para sus hijos y también para los de sus vecinos o amigos. Así, se pueden repartir las diferentes semanas para que todos puedan cumplir con sus actividades y manteniendo a los chicos ocupados. Se pueden organizar salidas al cine, a museos, a parques, al mal, etc.
publicidad


¿Cuánto sale que los chicos hagan algo durante el verano?

  • Summer Camps: Hay de todos los tipos y precios. Algunas iglesias y centros comunitarios los ofrecen a U$S10, mientras que en otras entidades privadas de primer nivel, el costo puede llegar hasta US$10 mil dólares. El director ejecutivo de la National Camp Association, Jeff Salomon, comentó que "por lo general, los niños que asisten a campamentos sleepaway se inscriben en sesiones de 4 u 8 semanas, que cuestan unos US$1.000 dólares por semana". Por su parte, la presidente de la American Camp Association, Ann Sheets, aseguró que los padres no se deben preocupar porque "la buena noticia es que hay campamentos para todos los presupuestos. En general, se pueden encontrar desde US$75 a 300 dólares por semana para campamentos de día y de US$201 a 400 por semana para la categoría sleepway".    
  • Campamentos de YCMA: La Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA) ofrece opciones que cuestan entre US$1.200 y 3.000 dólares por mes, con posibilidad de conseguir un descuento y pagar US$5.000 por dos meses. Hay algunas otras opciones de 15 días que oscilan entre US$ 650 y 2.000 dólares.
  • Taller artístico: Realizar un taller de ballet, jazz o danza contemporánea en la Hofstra University de Nueva York, durante dos semanas, tiene un costo de US$1.975 dólares. Incluye instructores de nivel mundial, matrícula, alojamiento y pensión completa. Otra opción más barata, sin alojamiento, cuesta US$1.175.
  • De ciencias: Robocamp se llama el campamento que se realiza en Branchburg (Nueva Jersey) y que está dedicado a la robótica. Dura 10 días y cuesta US$659 para el modo inicial y US$859 para el modo avanzado.
  • Deportivo: Se organiza todos los años en el campamento All Star ubicado en Chattanooga (Tennessee). Incluye prácticas de natación, béisbol, buceo, fútbol, básquetbol y tenis. Costo: US$1.995 por dos semanas y US$5.590 por seis semanas. Incluye alojamiento y pensión completa.
  • Guardería (Day Care): Diferentes actividades durante algunas horas al día. Precio promedio: US$800 dólares por mes.
  • Niñera: de US$ 15 a 30 dólares por hora.
publicidad


Y tú... ¿Qué haces con los chicos en verano?. Cuéntanos aquí.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad