Fiestas y Celebraciones

Navidad bicultural: Cómo celebrar sin extrañar tus raíces

Vivir en un mundo bicultural obliga a preservar viejas tradiciones y a acoger otras nuevas. La clave está en ser flexibles sin desterrar las raíces.

Vivir en un mundo bicultural obliga a preservar viejas tradiciones y a acoger otras nuevas. La clave está en ser flexibles para mantener la armonía sin desterrar las raíces.

Mi primera Navidad en Estados Unidos fue de llorar. La tía con quien yo vivía tuvo que viajar de emergencia, por lo que mi prima y yo nos quedamos solas, tratando de hacerla lo más alegre posible. Pero fue difícil sacarnos de la mente las Nochebuenas de nuestra infancia en Perú, con misa de gallo, seguida por la cena familiar en casa de la abuela, con mucho panetón y chocolate caliente.

Las fiestas de fin de año, una época de enormes expectativas y emociones encontradas, pueden ser tan alegres como difíciles para los latinos que viven en Estados Unidos.

“Aquí en Estados Unidos, con todo el énfasis en lo comercial, se le quita un poco el carácter de familia y el aspecto religioso que tiene la Navidad”, asegura Michelle González Maldonado, profesora adjunta de estudios religiosos de la University of Miami.

En casa, si no se pueden conservar todas las costumbres propias, sugiere, quizá sea posible continuar algunas, como armar el pesebre con el que evocamos el nacimiento de Jesús.

Por otro lado, uno de los beneficios de la tradicional celebración de la Nochebuena es que las familias mixtas pueden continuar realizando su celebración latina esa noche y complacer a la familia política con su presencia el día de Navidad, según Maldonado.

No trates de recrear tu infancia

Elige algunas tradiciones culturales que puedas mantener y legarles a tus hijos. Recuerda que su mundo es éste, y que para ellos es importante seguir las costumbres de este país.

Recuerda el verdadero motivo de la Navidad. Date tiempo para reflexionar o hacer un acto de caridad, preparar el pesebre con tus hijos o enseñarles un villancico.

No trates de hacerlo todo a la perfección. Los preparativos de las fiestas de tus recuerdos probablemente tomaron muchas personas y más tiempo del que tienes.

Si estás tensa, el ambiente no será el mismo. Prepara un mensaje familiar en vídeo y envíalo a los parientes que están lejos o compra una cámara para la computadora, instala Skype y pásenla juntos, vía internet.

Disfruta de los familiares o paisanos que sí están presentes. Trata de disminuir la fricción familiar.

Asegúrate de que todos tengan tiempo para respirar, pídeles ayuda y tolera un poco de desorden.