Fiestas y Celebraciones

Los Difuntos presentan su CD "Born and raised in East L.A.", muy apropiado para las fechas

Halloween y el día de los fieles difuntos, una fechas muy oportunas para el lanzamiento de este estridente disco.
31 Oct 2008 – 5:34 PM EDT

Estamos en Halloween y el 2 de noviembre es el día de los fieles difuntos en el calendario cristiano, así como el muy importante día de los muertos en México. De manera que la aparición en estos días de un disco de un grupo llamado Los Difuntos resulta más que oportuna. No sólo eso, sino que dos de sus integrantes son hispanos. El CD, titulado S/T, está disponible desde el 18 de noviembre. Consíguelo aquí.La banda de punk favorita del este de Los Angeles vuelve a atacar con su nuevo disco, muy esperado por sus fans. Se incluye el tema Lucy, que cuenta con Matt Freeman, del grupo Rancid, como invitado. Los Difuntos se formaron en el 2003 y son Christian Torres (o Christian T) en voz y guitarra, Mike Medina en guitarra y voz, Jacob Tidwell en batería y Austin Missell en bajo. Juntos, mezclan los sonidos de The Clash y Rancid con el rock tradicional y el llamado psychobilly.

Para hacer honor a las celebraciones de la temporada, el primer tema del disco se titula Rise Of The Deceased (Se levantan los muertos). La siguiente canción, Lucy, es sobre una mujer que dio a luz al mal y lo perdió todo, como para el día de las brujas. Y así van pasando los temas, con vidas infernales, llenos de dolor y mentiras, así como unas cuantas palabrotas. Es el lenguaje de la calle... y la vida no es fácil en el este de Los Angeles.

Después de escuchar títulos como You Don't Know Me, Shining y Lies In Disguise, llegamos al final con Born, Raised, Passed Away... (In East L.A.) (Nacido, criado y fallecido en el este de Los Angeles), que no sólo habla de los tatuajes de los pandilleros, que mejor no salgan de sus casas, sino que el protagonista termina muerto de un balazo, sin saber qué hará cuando vengan por él los demonios. Sí, apropiado para la fecha y muy estridente. Recomendado para los seguidores del punk. Los demás, abstenerse o poner el volumen muy bajito a ver hasta dónde aguantan.

Publicidad