publicidad

Facebook te desinhibe

Facebook te desinhibe

El sitio más popular en Internet cambia tu vida social por completo y te quita las inhibiciones

Cada vez que encendemos el ordenador para conectarnos con nuestros familiares, amigos o conocidos, un mundo nuevo se abre ante nosotros. La forma en la que nos comunicamos con los demás a través de la web es diferente a como lo hacíamos antes. Ahora podemos comentar, bajar fotos o escribir mensajes públicos… pero en realidad no estamos seguros de quiénes lo leerán, cuándo lo harán y mucho menos, qué reacciones les provocarán.

Promotores y detractores mediante, la web nos resulta cada vez más irresistible. Y los números lo demuestran. Datos de la compañía Experian Hitwise, confirman que Facebook fue el  término más buscado en Internet durante el 2010, mientras que “Facebook login”, fue el segundo. Según los propios dueños del sitio, ya suman 500 millones los miembros activos que lo frecuentan. 

publicidad

Pero ¡cuidado! El exceso de confianza a metido en problemas a más de uno. Tal fue el caso de Moncks Cornec, oficial de policía de NC, quien fue despedido luego de publicar imágenes de unas jóvenes en bikini, en un lavadero de carros. O el de Nathalie Blanchard, ex empleada de IBM, en Quebec, a quien le retiraron su pensión por depresión, luego de que publicara unas fotos suyas brindando en la fiesta de su cumpleaños.

Ahora, ante estas evidencias, surgen los siguientes interrogantes: ¿por qué en Facebook hacemos y decimos cosas que no haríamos ni diríamos en nuestra vida real?, y por otro lado ¿qué es lo que hace que nuestra vida social se reactive?

Y es que Facebook nos está haciendo más sociables. “Tenemos suficiente evidencia de que los sitios sociales son una oportunidad para nuevas manifestaciones de amistad, intimidad y comunidad”, asegura el  Dr. Craig Watkins, responsable de un estudio llevado a cabo en la Universidad de Texas.

Seis causas de la desinhibición

Al respecto, el psiquiatra John Suler, en su publicación “Psicología del Ciberespacio”, habla de las seis causas de la desinhibición en la comunicación cibernética. Factores determinantes, según él,  para comprender nuestro comportamiento en la red. Cuáles son y en qué consisten, te lo contamos a continuación.

1-  Sensación de anonimato.  Es la sensación de no poder ser reconocidos de la misma manera en Internet que en la vida real. Una experiencia similar a la de usar un disfraz. Esa sensación de desconexión con nuestra personalidad habitual, nos permite nuevas formas de comportamiento. Algo en cierto punto contradictorio, si consideramos que por efecto de la desinhibición en la web, terminamos publicando perfiles súper completos acerca de nosotros mismos. Incluyendo datos que, tal vez, ni nuestros amigos más cercanos conocían.

2- Sensación de invisibilidad. Tiene que ver con esa libertad de estar frente al ordenador sin cambiarse de ropa o sin arreglarse, “total nadie se va a enterar”. O con el hecho de no tener  que preocuparte por disimular tus caras de llanto o angustia, mientras cuentas lo mal que te trató tu novio, ayer.

3- Tiempos asincrónicos. En la web, podemos enviar un mensaje en determinado momento y recibir la respuesta un par de horas más tarde, días después o hasta quizá nunca llegue a ser leído. No ocurre lo mismo la comunicación cara a cara, donde las reacciones ante lo que decimos son inmediatas. Una cara de sorpresa o de disgusto por parte de nuestro interlocutor, puede hacernos cambiar el rumbo de nuestra conversación al instante. Por el contrario, la posibilidad de no recibir este “feedback” inmediato,  hace que internet pueda volver elocuente  hasta al más tímido.

4- Sensación de intimidad. El simple acto de leer algo escrito “online”, puede generarnos la sensación de intimidad. La voz de las personas está en nuestra mente, y nosotros las incorporamos en nuestros monólogos internos

“Mientras la gente ha estado leyendo novelas y cartas por siglos, formas relativamente formales de comunicación, no fue sino en la última década que la comunicación en la web convirtió la intimidad de una carta, en la comunicación informal del día a día”, explica Suler.

publicidad

5- Mundo imaginario. Los elementos de anonimato, invisibilidad y fantasía, nos animan a pensar que las reglas usuales no aplican. Como la fantasía en una película de ciencia ficción, la web nos permite ser quienes queremos ser y hacer lo queremos hacer. Claro que el riesgo de vivir nuestra vida como un juego es que resulte fácil desprenderse de las responsabilidades o de ciertas presiones sociales de la vida real.

6- Falta de autoridad. Todos  tememos al reto y a la desaprobación. Pero este mundo virtual parece no tener autoridades. Aunque existen personas para el control del uso de la red, parecería como que nadie sabe muy bien quiénes son. No existe un gobierno o una persona a cargo de todo en Internet.  Existe la sensación de que podemos manejarnos  sin reglas ni convenciones.

Nuevo mundo, nuevas oportunidades

Está claro que la web nos libera de muchas trabas y presiones de la vida real. Internet nos crea la ilusión de un mundo libre, sostenido por la sensación de invisibilidad, anonimato y la falta de inmediatez en la reacción emocional por parte de los otros. Se trata de un nuevo escenario que nos brinda un sinfín de nuevas oportunidades, pero en el cual debemos aprender a movernos.  Manejarnos con cautela nos ayudará a hacer un uso menos arriesgado y más placentero del sitio. Las causas de la desinhibición nos pueden servir como herramientas para aprender a navegar por la red social, sin naufragar.

publicidad

Sobre el tema, el Dr. Jeremy Dean, psicólogo, investigador en la Universidad de Londres , concluye con la siguiente observación: “Es importante recordar que Internet es un invento relativamente nuevo y que socialmente estamos aprendiendo a lidiar con él. Las reglas establecidas acerca del comportamiento cara a cara todavía no son claramente aplicables en la web. Y ante la falta de precedentes, debemos seguir improvisando”.

publicidad
publicidad
Miami Breakthrough, una innovadora escuela en Miami, le permitió a Edgar Negrón seguir estudiando las vitales materias de STEM, sin la presión de los exámenes o las tareas para enfocarse solo en aprender.
En la enseñanza híbrida, o 'blended learning', la tecnología es una herramienta vital para los maestros en los salones de clase. Usan el e-mail, videos online, Google docs, juegos interactivos y mucho más para impulsar el potencial de los estudiantes.
Art López ha trabajado por más de tres décadas como maestro y sus esfuerzos por ampliar la enseñanza STEM han sido premiados por la Casa Blanca. Nos cuenta por qué la computación es tan importante para el futuro de los niños.
Aunque los hispanos son 17% de la fuerza laboral, apenas 7% de los trabajos son en STEM. La prestigiosa universidad MIT ofrece un programa gratuito llamado SEED para niños de middle school hispanos para cerrar esa brecha.
publicidad