Familia y Hogar

Cuatro secretos para mejorar tu técnica de limpieza

La experta en estilo de vida, Julia Alzate, nos compartió algunos secretos de limpieza para mejorar tu técnica y cometer menos errores.

Al momento de limpiar, en muchas ocasiones, nos fijamos solamente en que la superficie quede limpia al momento, sin darnos cuenta de que podemos estar cometiendo errores que a la larga deteriorarán los objetos y los dejarán peor de cómo estaban. Por eso la experta en estilo de vida, Julia Alzate, nos compartió algunos secretos de limpieza para mejorar tu técnica.

En la alfombra: Es muy común que en una fiesta alguien derrame vino o algún líquido sobre las alfombras, pero es muy complicado sacar una mancha si no lo hacemos correctamente. Lo peor que puedes hacer es rociar agua o refregar la alfombra de inmediato. Para sacar una mancha de vino de la alfombra correctamente lo primero que debes tratar de recolectar el exceso del líquido de la superficie, posteriormente con una toalla de papel presionas contra la alfombra para que el papel continúe absorbiendo el líquido. Para terminar puedes rociar un poco de limpiador y pasar una toallita seca.

En las cacerolas: El acero inoxidable está muy de moda en los accesorios y electrodomésticos de la cocina, el beneficio principal de este material es que su superficie no es porosa y eso hace que las bacterias no proliferen fácilmente. El error más común al limpiarlos del cochambre es tallarlos con fibras porque rayan el material o con polvos muy abrasivos. Lo que tienes que hacer humedecer una toallita de micro fibra con un poco de alcohol o ginebra y luego pasarla en la olla. Para finalizar dale una pasada con líquido especial para hacer inoxidable, así dejarás la superficie más brillosa.

En los vidrios: Limpiar tus ventanas puede ser una tarea difícil si no tomas en cuenta que el momento ideal para lavar los vidrios es cuando no hay sol, porque los rayos solares hacen que el líquido limpiador se seque antes de tiempo y deje la superficie con manchas. Hazlo en un día nublado o muy temprano, así el limpiador tendrá un efecto mejorado.

En los pisos: Evita usar limpiadores con amoniaco porque manchan los materiales naturales como piedra caliza, mármol o piedra laja. En lugar de eso puedes usar un poco de jabón neutro con agua y un cepillo para pisos.