publicidad

Saliendo del clóset. Cómo enfrentarlo en familia

Saliendo del clóset. Cómo enfrentarlo en familia

Llegar a saber que uno de nuestros hijos es homosexual puede ser muy difícil, aquí te decimos cómo enfrentarlo en familia.

Saber que uno de nuestros hijos es homosexual puede ser más difícil de enfrentar de lo que se piensa. La preocupación, el rechazo del estereotipo y la fractura familiar son solo algunas de las situaciones que pueden presentarse. Pero encima de todo esto se encuentra el sufrimiento por no contar con el apoyo de la familia.

"Yo pensé que estaba lista para que nuestra hija Juliana nos confirmara lo que ya sospechábamos: que era lesbiana. Yo sabía que la homosexualidad es una característica con la cual se nace. Eso nos ayudó a los dos. No me culpé a mi misma ni culpé a mi marido de haber causado la homosexualidad de Juliana. Dios nos la mandó y bienvenida", confesó Leonor Holmstrom, directora y fundadora de PFLAG, asociación civil que brinda apoyo y ayuda a las familias de chicos y chicas homosexuales.

publicidad

Como Leonor, cientos de padres en Estados Unidos se enfrentan a saber que uno de sus hijos es homosexual. De generaciones distintas, culturas diferentes y esquemas rígidos la mayor parte de las veces, el saber que uno de nuestros hijos es gay, lesbiana o transexual, puede significar el replanteamiento de muchas cosas.

Una de estas es saber si se dio la mejor crianza, si se falló en algo, si alguno de los padres es culpable de una condición que para muchos expertos completamente natural. "Lo primero que les diría a los padres es que deben normalizar el asunto. No pensar que se cometió un error, porque no tiene nada que ver. Tener presente que la reacción que se tenga de ahí para adelante será lo que más importe porque está comprobado que los chicos con apoyo y entendimiento son más felices al no presentar depresión, buscar refugio en alcohol o drogas o encontrar gente equivocada", expresó Dr. Milton Wainberg, psiquiatra en la Universidad de Columbia.

Según el Foro Pew sobre Religión y Vida Pública de Estados Unidos, cerca de seis de cada diez personas piensa que el grupo más marginado en el país es el colectivo homosexual. La estadística presenta que cerca de dos tercios, 64%, de los más de 4 mil adultos interrogados dijo que los gays y lesbianas se enfrentan a una gran discriminación.

"Cuando Juliana al fin nos dijo, lo primero que yo quería saber era que tipo de vida llevaría. ¿La discriminarían? ¿La maltratarían? ¿Le darían trabajo a mi hija que lo tenía todo? Las preguntas me torturaban, y estoy hablando de hace 18 años. Entonces no había parejas que pudiera usar de ejemplo como ahora", recordó Leonor Holmstrom.

La problemática se duplica cuando hay más de un hijo con tendencia homosexual en la familia. "Soy madre de tres jóvenes, los dos mayores -23 y 21 años-, varones, tienen orientación homosexual. Del mayor nos enteramos cuando cumplió 18, mi esposo y yo sospechábamos algo, pero fue cuando enviudé que mi segundo hijo confesó también su homosexualidad. Fue en ese momento un verdadero caos para mí que me negaba rotundamente a aceptar", contó Martha Lizandra, integrante de la red de apoyo Fundación Hacia Un Sentido a la Vida.

¡Quiero salir!

Coming out, salir del clóset, abrir el armario, expresiones que indican aceptarse tal y como se es, aún pese a la crítica social, la marginación y muchas veces discriminación. "La experiencia de salir del clóset es en general difícil para mucha gente. Hay personas que se mantienen en el clóset muchísimo tiempo, hasta después de tener familia propia y hay otras que prefieren salir a más temprana edad porque rechazan la idea de vivir 'vidas dobles'", dijo Dr. Milton Wainberg.

La verdad es que muchas personas esperan a ser independientes para salir del clóset, para tener la seguridad de tener en las manos las riendas de sus vidas y sentirse menos vulnerables si los padres los corren de casa. "Hay muchos niños homeless homosexuales que tienen vidas horribles porque no saben cómo sobrevivir y terminan como sexo servidores o más", comentó Wainberg.

publicidad

Aunque el proceso de 'salir del armario' debe ser llevado a un nivel individual, según Wainberg hay consejos que pueden ayudar:Siempre tener con quien hablar. Encontrar apoyo, encontrar con quién poder platicar y sentirse apoyado.No hacer las cosas de forma impulsiva, sino pensar con tranquilidad cada paso.Buscar grupos de apoyo que puedan convertirse en una red de sostén.No dejarse llevar por la primera respuesta de la familia porque los padres cambian, comprenden, entienden.Planificar cómo se va a dar la noticia, esto es tener apoyo, saber adónde poder ir si hay dificultades.Yo aconsejaría hacerlo poco a poco, empezar con un hermano, un primo, una tía que tienden a ser más liberales.Vale la pena tener una vida libre y sin mentiras, con amor y apoyo. Una familia unida pese y contra todo plantea un éxito rotundo en las relaciones de sus integrantes. El respeto debe ser el que una.

"La vida de Juliana cambio. Conoció una muchacha linda, Julieta y ahora tienen dos niños adorables y se compraron una casita. Juliana tiene su maestría en sicología profunda, y Julieta es ingeniera química. Es interesante ver que cuando los padres apoyan, aceptan y dan amor incondicional, los hijos se desarrollan mucho mejor en nuestra sociedad y tienen más felicidad, éxito y muchos menos enfermedades físicas y mentales", finalizó Holmstrom.

publicidad
publicidad
¿Por qué es importante que nuestros hijos crezcan con una base de educación sexual en su desarrollo emocional e intelectual? La Dra. Nancy señala la importancia de estas enseñanzas para criar mejores hombres y mujeres.
La 'Diva del Bronx' y su pareja, Alex Rodríguez, compartieron con sus seguidores el proceso de decoración de la Navidad en su hogar, del cual los hijos de Jennifer López, Max y Emme, hicieron parte.
Después de analizar el video viral de Keaton Jones, el niño que denunció en redes sociales el acoso que sufría en su escuela, nos preguntamos quiénes son los verdaderos responsables de esto: ¿Los padres, los maestros, o los mismos hijos?
La medida exigiría a empleadores que proporcionen acomodos racionales para empleadas que estén amamantando.
publicidad