Ser Padres

Rogelio Martínez : “Soy ídolo de mi papá”

Rogelio Martínez, cantate y actor de No Me Hallo, es un papá orgulloso y nos contó cómo es con sus hijas.
6 Jun 2011 – 5:48 PM EDT

Rogelio Martínez, cantante, compositor, actor de No Me Hallo, es un papá orgulloso de sus dos hijas, una de 7 años y otra de 13 años, y platicó con Univision.com sobre la labor de ser padre.

¿Cómo es Rogelio Martínez como papá?

R: Mis hijas son bien portadas, bien lindas, quieren mucho a papá y a mamá. Entre semana las llevo a la escuela, pero disfruto mucho los fines de semana para la diversión, para llevarlas al cine, a los parques, volar un papalote, ir al zoológico, a las playas.

Si tu familia fuera una caricatura ¿cuál sería?

R: La familia de la vecindad del Chavo; yo sería El Chavo haciendo de todo y mis hijas serían La Chilindrina y la Popis.

¿Fue gracias a tu papá que te dedicaste a cantar?

R: Mi papá siempre ha cantado, nunca profesionalmente, pero tiene una voz fenomenal, el señor es mi ídolo desde chavito. Tengo un disco llamado ‘Concierto con Rogelio Martínez a caballo’ en tributo a José Alfredo Jiménez y ahí canto con mi papá.

¿Cuál fue el peor regaño que recibiste de tu papá?

R: Cuando quería salir a jugar con mis amigos, yo quería ser niño y salir a jugar con mis amigos. El me regañaba y me decía que me pusiera a ensayar y vocalizar, que practicara las canciones.

¿Qué canciones les cantas a tus hijas?

R: Yo les ‘tarareaba’ canciones que mi papá me cantaba. A ellas les gusta la música regional mexicana, pero se inclinan más por los grupos de moda.

¿El mejor regalo de Día del Padre?

R: Recibo mucho amor de parte de mis nenas. Me han hecho un cuadro con fotos y cada una de ellas tiene un significado para ellas, de viajes, cuando he ido a verlas a la escuela, sus reconocimientos, cuando han salido a montar conmigo a caballo, todas esas cositas son muy bonitas para mí porque las guardo siempre en mi corazón.

Si no te hubieras dedicado a cantar, ¿qué estarías haciendo ahora?

R: Me gustaba tirar golpes, cuando estaba ‘chavito’ me ponía los guantes y me gustaba mucho el deporte del boxeo. Pero a mi papá no le gustó que una vez llegué con los ojos morados y ya no me dejó hacerlo. Aparte de eso me gustan las computadoras, las comunicaciones, para hacer eso que hacen detrás de cámaras.