Ser Padres

Familias ensambladas. Que la armonía perdure en tu hogar

Te decimos cómo conseguir armonía y felicidad en una familia ensamblada. Tus hijos, los suyos y los de los dos.
16 Sep 2008 – 12:16 PM EDT

¿Qué hacer cuando el hijo del matrimonio anterior de la pareja invade todos los fines de semana, la ex esposa llama constantemente o el ex marido protesta por cómo el niño está siendo educado? OPINA: ¿Convives con la familia de tu pareja?

En las familias ensambladas esto suele suceder, ya que uno o ambos miembros de la pareja tienen detrás una relación sentimental que no ha resultado bien.

Muchas veces también hay hijos. Niños y adolescentes que no siempre aceptan de buen agrado la decisión de sus padres de iniciar una nueva vida, ya que esto afirma que la anterior ya no tiene retorno.

Y es esta sensación la que lleva a los hijos a tratar de hacer la vida imposible a la nueva pareja para que el padre o madre regrese a los brazos del ex; situación que puede tirar por la borda cualquier intento de iniciar un nuevo matrimonio.

Es importante tener mucha paciencia y cordura con los hijos propios y con los de la pareja para no perder los estribos, ya que esto separa y daña la nueva relación. Hay que aprender a aceptar el mundo que el otro trae consigo a éste que arman juntos, y eso requiere una dosis de madurez importante y un amor no egoísta.

Amor generoso

Quizá el egoísmo del amor haga que la paciencia se evapore. ¡Cuidado! Si intentas una nueva pareja y uno o ambos aportan una experiencia anterior (a veces varias), deberás pensar que formar una familia siempre es complejo y aceptarlo colabora a evitar problemas y conflictos.

Para empezar necesitas aprender a compartir afectos, a aceptar personas nuevas, a vencer miedos y enojos, respirando hondo antes de enojarse y pensando: "Necesito tiempo y paciencia para aceptar este mundo anterior de mi pareja".

En general, el modelo de la "familia tradicional" no ayuda para armar una familia ensamblada. Hay que ser amplios y pensar que una nueva familia es posible aunque no sea con la fórmula de siempre.