Cocinar

Receta de enchiladas ¡auténticas!

¿Quieres lucirte con una sabrosa receta de enchiladas? Esta es tu oportunidad, toma nota… ¡y ponte el delantal de cocina!

Texto: Luján Francos

Preparar una receta de enchiladas en casa es una buena opción para lograr una comida muy sabrosa. Para este platillo tan variado, la clave es cuidar cada uno de sus ingredientes, empezando por la tortilla de maíz. Prepara unas ricas enchiladas verdes y verás que además de deliciosas… ¡te darán ganas de cocinarlas una y otra vez!

Enchiladas auténticas

Aunque hay enchiladas para todos los gustos -verdes, rojas, suizas, con carne, pollo, vegetarianas- aquí te enseñamos una de las más típicas, las verdes, pero con un toque original. Como sugiere el portal gastronómico The Kitchn, estas enchiladas suelen prepararse con ingredientes como tomatillo y crema de champiñones. Pero adivina qué: están ausentes en esta receta con sabor casero, propuesta por dicho sitio. Sigue leyendo para saber cómo prepararlas de forma ¡muy auténtica!

Chiles sin arrugas. Coloca en una bandeja forrada de aluminio doce chiles verdes. Acomódalos en una sola capa y ponlos en la parrilla. Gíralos después de cinco minutos y cuando hayas terminado, verás que las pieles deben quedar negras y tener ampollas. Coloca los chiles asados en una bolsa de plástico, cúbrelos con un paño de cocina y cuando esté frío, frota la piel ennegrecida. Rompe y retira las semillas y el tallo.

¡La salsa es fundamental! En una licuadora, combina los chiles, dos cucharadas de harina, y la mitad de 940 ml de suero de leche (1 cuarto de galón) y mezcla, hasta que quede cremoso. Vierte en una sartén mediana y llévala a fuego medio-bajo. Añade la mitad restante del suero de leche y revuelve. Sazona con 2 cucharaditas de sal. ¿La salsa es demasiado picante? ¡Agrega 1/4 de taza de crema o crema agria y revuelve! Si la salsa está demasiado espesa, añade agua hasta alcanzar la consistencia deseada.

Otra opción. Si quieres crear una salsa diferente, puedes mezclar salsa verde, cilantro y crema agria y cocer a fuego lento hasta que espese, como recomienda Real Simple.

El pollo, ¡sólo si tú quieres!

Tortillas suaves, ¡fundamental!

El toque final. Vierte salsa sobre las enchiladas. Espolvorea con queso fresco desmenuzado. Sírvelo con una cucharada de crema o crema agria ¡y se convertirá en tu platillo favorito!

¿Has invitado a tus amigas a comer mañana? ¡Prueba esta receta de enchiladas, no te arrepentirás!