publicidad

Mitos, realidades y otros datos sobre los enlatados

Mitos, realidades y otros datos sobre los enlatados

Mira qué comen los famosos

Lo bueno, lo malo y lo cierto de las latas

Esas 'latitas', que se ven tan indefensas en los anaqueles tienen un lado no tan bueno, pero tampoco son así tan malas como a veces las pintan…al fin y al cabo si conoces los mitos y realidades podrás decidir en qué casos te conviene apelar a este recurso y cuando es mejor saltar directo al pasillo de los alimentos frescos.

La pura verdad, empecemos por ver el vaso medio lleno:
  • Los alimentos enlatados son más baratos que los productos frescos.
  • El ahorro de tiempo en la cocina también es un factor importante a considerar.
  • Sobreviven sin necesitar de refrigeración.
  • Es una forma resistente de no desperdiciar alimentos en buenas épocas para la agricultura.
  • Cuando hay sobreproducción de alguna fruta o verdura -o en la pesca- se pueden enlatar los productos y consumirse después. Incluso esto te permite hacer deliciosas ensaladas mezclando lo mejor de los productos frescos y algunas conservas.
  • Esta es otra ventaja:  gracias a los alimentos enlatados podemos consumir alimentos fuera de temporada e incluso alimentos que no se dan en la región en la que estamos.

Los mitos:

La nutrióloga Claudia González aclara algunos mitos que les hacen mala fama sin fundamento real.

1. Las latas abolladas son peligrosas, ¿verdadero o falso? Veredicto: FALSO, no son ‘peligrosas’. Claudia aclara que una lata abollada puede hablar mal del proceso de transferencia y almacenaje de un establecimiento, pero en realidad no es dañino para la salud. Generalmente las compañías son suficientemente responsables para sacar del mercado productos en mal estado, como cuando la compañía Campbell's retiró miles de latas de los anaqueles. Las latas tienen en el interior un barniz para evitar el contacto del metal con el alimento, sin embargo con los golpes es posible que el barniz se resquebraje y por oxidación cambie el sabor de los alimentos. ¿Aún así comerías de una lata abollada?

publicidad

2. El cuento de que no se deben guardar alimentos en latas abiertas también es falso. Un mito más a la basura, no así el alimento. Gracias al barniz que cubre el interior de la lata, puede funcionar como recipiente por un par de días… pero es necesario taparlo.

3. Las latas son malas por la cantidad de químicos para conservar…Abucheo!!! Mentira!!!  Sí, tienen algunos conservantes como altas cantidades de sodio, pero en realidad el proceso de pasteurización y alto vacío son las técnicas que alargan y aseguran la calidad de vida de los productos.

4. ¿Cáncer? La comida enlatada no produce cáncer. Fumar, algunas toxinas, hay muchos motivos más, pero todavía no se comprueba que el consumo de alimentos enlatados sea causa de esta mortal enfermedad.

envenenamiento por plomo

Realidades, sabrosas y  no tanto
  • Algunos alimentos enlatados tienen altos porcentajes de sodio utilizado como conservante.
  • No obtienes los mismos nutrientes que de los productos frescos (excepto en el caso de la vitamina  A y C).
  • Algunos alimentos con cáscara conservan mejor la fibra y los nutrientes.

Por otro lado vale la pena probar la versión orgánica de los alimentos enlatados, quizás sea tu solución ideal para esos días que no tienes tiempo de cocinar con calma.

Si quieres conocer recetas fáciles y rápidas para preparar entra aquí


publicidad
publicidad
¡No, no son parte de un disfraz! Son unos novedosos artículos que facilitan la preparación de algunos alimentos... aunque al utilizarlos pareciera que estás jugando.
¡El chef Chile Mayor nos reveló su secreto para preparar toda una comida completa con menos de $20! Estas mini tostadas de tinga de pollo te encantarán, sobre todo si las acompañas con un vaso de refrescante agua de jamaica.
Un tentempié que puedes poner sobre una galleta, una tostada o un pan con tomate: champiñones al ajillo en salsa verde de perejil, receta de nuestro chef Miguel Rebolledo.
El Chef Miguel Rebolledo preparó en en santiamén este bocadillo típico de su tierra, el cual no solo es delicioso, también es muy nutritivo y sumamente sencillo de preparar.
publicidad