publicidad

El bizcochuelo perfecto

El bizcochuelo perfecto

El bizcochuelo es una torta esponjosa que se hace con harina, azúcar y huevos, te damos la receta completa para que la disfrutes.

Pon mucha atención

El bizcochuelo (o pastel) es una torta suave y esponjosa que se hace con harina, azúcar y huevos. La receta más sencilla contiene estos tres ingredientes en proporciones idénticas, junto con alguna esencia para aromatizar: seis huevos, seis cucharadas de azúcar y seis cucharadas de harina. Los aromatizantes pueden ser coco rallado, esencia de vainilla, ralladura de limón o naranja y cacao en polvo, entre otros.

Siendo una receta de pocos ingredientes y pasos tan sencillos, muchas veces se omiten algunos detalles de gran utilidad. Para obtener un pastel perfecto, aquí van algunos tips y trucos que debes tener en cuenta antes de empezar, al seleccionar los ingredientes, durante el batido y al hornear.

Antes de empezar:

Si decides preparar un bizcochuelo, hay algunos trucos que te serán muy útiles antes de empezar a batir:

  • Preparar los ingredientes previamente: tener todos los elementos a mano hace que el proceso sea más fácil y evita molestias tales como advertir que no hay ni dos gotas de extracto de vainilla justo cuando el batido de huevos ya alcanzó su punto.
  • Antes de empezar a batir, enmantecar cuidadosamente el molde elegido y luego espolvorear con harina toda la superficie. Otra forma de prevenir que las tortas se peguen al molde es enmantecarlo y colocar un papel manteca o siliconado en la base del molde.
  • Precalentar el horno a 180° C. Si la temperatura del horno es demasiado alta, el centro resultará más elevado que los bordes.
  • Si planeas cortarlo y rellenarlo, es aconsejable preparar el bizcochuelo con 24 horas de anticipación para que conserve mejor la forma.

publicidad


Ingredientes:

Estos son la base de cualquier receta. Con ciertos recaudos respecto de la materia prima es mucho más fácil conseguir un resultado exitoso:

  • En Edda's Cake Designs consideran que "utilizar siempre ingredientes frescos, que hayan sido almacenados de manera apropiada" es una de las reglas básicas.
  • Los bizcochuelos resultan más esponjosos cuando se usa harina aireada. Para ello, debe cernirse la harina pasándola por un tamiz o colador grande. Recuerda medirla después y no antes de tamizarla.
  • Si la harina es poca, el bizcochuelo se hunde en el centro. Si tiene exceso, se eleva de más.
  • "Los huevos deben guardarse refrigerados, pero deben retirarse de la nevera un rato antes de utilizarlos, para que estén a temperatura ambiente", recomiendan los especialistas de Edda's Cake Designs.
  • Antes de pasarlos al bowl, hay que cascar los huevos en un recipiente aparte, de a uno.

Preparación

La preparación aumenta su volumen debido a que, bajo el efecto del calor, las proteínas de la clara de huevo se dilatan. Para que este proceso salga bien es necesario respetar ciertas reglas sencillas:

  • Es mejor apoyar el bol sobre un repasador doblado, para que no se mueva.
  • Para conseguir una masa esponjosa, deben batirse los huevos hasta que adquieran la consistencia necesaria para soportar el peso del resto de los ingredientes.
  • Batir enérgicamente hasta lograr un punto letra (al levantar el batidor y dejar caer el batido se marca un trazo que no se deforma).
  • A esta mezcla se añade la harina, que se incorpora con la ayuda de una espátula. Hacerlo con movimientos envolventes y nunca con la batidora: no revolver, ya que la preparación perdería el aire incorporado en el batido y, por consiguiente, su esponjosidad.
  • Para que el bizcochuelo no resulte hundido en el centro, hay que verter la última parte del batido en los laterales del molde.


Horneado:

Hornear un bizcochuelo es simple, pero deben considerarse algunas cosas para evitar centros hundidos e interiores crudos:

  • Colocar el molde dentro del horno, sobre la rejilla central y sin variar la temperatura.
  • No debe abrirse la puerta del horno durante los primeros 35 minutos de cocción. Si debe hacerlo cierra cuidadosamente la puerta para que no se aplaste con el cambio brusco de temperatura.
  • Para probar el punto de cocción, introduce en el centro del bizcochuelo un cuchillo. Si al retirarlo sale seco, ya estará listo.

Desmolde:

Sería una pena que al desmoldar un pastel éste se nos desintegre en partes. Para que esto no ocurra, hay que tener en cuenta algunas precauciones:

  • Nunca desmoldes un bizcochuelo si está caliente.
  • Si aún habiendo tomado todas las precauciones el bizcochuelo se pegó al molde, colócalo unos minutos sobre un trapo húmedo, para facilitar la tarea de retirarlo sin que se rompa.
  • Luego de sacar la torta del molde, déjalo reposar sobre una rejilla para que la base respire y no se humedezca (hecho que sucedería si se la colocara sobre un plato o fuente).
  • Retira del horno y coloca sobre una rejilla.
  • Deja enfriar y desmolda sobre la misma rejilla hasta que termine de enfriarse.
publicidad
publicidad
¡No, no son parte de un disfraz! Son unos novedosos artículos que facilitan la preparación de algunos alimentos... aunque al utilizarlos pareciera que estás jugando.
¡El chef Chile Mayor nos reveló su secreto para preparar toda una comida completa con menos de $20! Estas mini tostadas de tinga de pollo te encantarán, sobre todo si las acompañas con un vaso de refrescante agua de jamaica.
Un tentempié que puedes poner sobre una galleta, una tostada o un pan con tomate: champiñones al ajillo en salsa verde de perejil, receta de nuestro chef Miguel Rebolledo.
El Chef Miguel Rebolledo preparó en en santiamén este bocadillo típico de su tierra, el cual no solo es delicioso, también es muy nutritivo y sumamente sencillo de preparar.
publicidad