null: nullpx
Historia

Tan solo el comienzo: ¡conoce a las mujeres precursoras del sufragio femenino en Latinoamérica!

Publicado 16 Sep 2016 – 01:39 PM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

¡Entérate cuál fue el primer país en Latinoamérica en otorgarle el derecho de votar a las mujeres!

En conmemoración de un nuevo aniversario de la ley que permitió a las mujeres de Nueva Zelanda votar, quisimos hacer un reconto de lo que pasó en nuestro continente y quiénes fueron las precursoras de un derecho indispensable para las mujeres.

Nueva Zelanda se convirtió, el 19 de setiembre de 1893, en el primer país en permitir el voto a todas las mujeres. Tuvo que pasar mucho tiempo para que otros países lo imitaran. Tanto Gran Bretaña como Estados Unidos, dos potencias del mundo, permitieron el voto a las mujeres pasada la Primera Guerra Mundial. Sin lugar a duda, Nueva Zelanda fue un precursor en esta materia y es muy importante rememorar cada año este gran hecho. Pero, ¿qué pasó en Latinoamérica?

Ecuador y Uruguay, los precursores

En Centroamérica y Latinoamérica, las cosas sucedieron algunos años después. Ecuador  declaró el derecho a votar a las mujeres en marzo de 1929. Sin embargo, Uruguay fue también un precursor en la materia pero en menor medida. Tardó algunos años más en garantizar el derecho completo a votar, sin embargo, en 1917 en un plebiscito de la ciudad de Cerro Chato, se les permitió a las mujeres votar. Esa fue la primera vez que una mujer en América Latina ejercía su derecho a votar.

Luego, fue Chile quien siguió los pasos de Uruguay y Ecuador,  declarando en 1931 que las mujeres podían votar.

Los demás países comenzaron poco a poco a adoptar estas mismas medidas, los últimos en proclamar este derecho fundamental para las mujeres fueron Nicaragua y Perú, ambos en 1955.

Mujeres que lucharon

Paulina Luisi, no solo fue la primera médica mujer, docente, feminista, de Uruguay, sino también fue quien permitió que en ese país las mujeres puedan votar. ¿Cómo lo logró? Gracias a su activismo feminista y a su arduo trabajo por crecer personal y profesionalmente.

Como les conté más arriba, Ecuador fue también un país precursor en cuanto al sufragio femenino. Matilde Hidalgo Porcel es un nombre que Ecuador no podrá olvidar y tampoco el resto de América Latina. En 1924 se abrieron los registros para empadronarse para votar en las elecciones. Ella se quiso registrar debido a que el único requisito que se necesitaba era ser mayor de 21, saber leer y escribir. Sin embargo, el voto no le fue permitido. Por esa razón, emitió una solicitud y finalmente se le brindó el derecho a votar. En 1929, las mujeres -salvo algunas restricciones- pudieron votar en Ecuador.

Elvira Carillo Puerto, de México, es otra mujer muy importante que ayudó a que el voto femenino en México sea una realidad. Fue una gran militante del feminismo y junto a su hermano comenzar movimientos socialistas en todo el país. Así fue que su hermano ganó y fue gobernador de Estado en Yucatán, en 1922, permitiendo participar a las mujeres en el voto. Sin embargo, en el resto del país el voto no fue posible hasta 1947 para las elecciones municipales y en 1953 para todo México. Si bien Carillo Puerto hizo mucho por el país y por las mujeres, México fue uno de los últimos países en permitir que todas las mujeres pudieran sufragar.

Más allá de las controversias que pudo generar, Eva Duarte, esposa de Juan Domingo Perón, jugó un papel muy importante en el derecho a votar para las mujeres. Ella siempre expresó su intención de que hombres y mujeres tuvieran los mismos derechos e impulsó el proyecto para que las mujeres pudieran votar. El 23 de setiembre de 1947, Perón promulgó la ley, pero parte de esa gran victoria fue gracias a Eva.

Mujeres en la política

El sufragio femenino, tarde o temprano, se hizo presente en toda Latinoamérica. Pero, ¿qué hay de la presencia de las mujeres en la política? Hasta el día de hoy sigue siendo evidente, salvo excepciones, que las mujeres no están completamente insertas en la política y que pareciera que sea un ámbito exclusivo para hombres.

Por suerte, en el continente hemos visto como mujeres llegaron a la presidencia, otras a los parlamentos. Sin embargo, falta más equidad, más mujeres que participen y más personas que voten y confíen en ellas.

Ecuador fue, nuevamente, el precursor en esta materia. Al mismo momento que se permitió votar a las mujeres, también se divulgó el derecho a presentarse en las elecciones. En 1961, Paraguay fue el último país en permitir que las mujeres puedan presentarse en las elecciones.

¿Conocías la historia del sufragio femenino en Latinoamérica? ¡Hemos avanzado muchísimo en materia de derechos, pero todavía queda mucho por trabajar!

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:HistoriaMujeresvix-inspiracionVix