null: nullpx
disciplina positiva

Cuando descubras el poder del agradecimiento comenzarás a hacerlo todos los días

Publicado 3 May 2017 – 06:30 PM EDT | Actualizado 24 Mar 2018 – 01:54 AM EDT
Reacciona
Comparte

Escuchamos cada vez más seguido que «agradecer es importante». Y, por supuesto, nadie duda de que agradecer es una demostración de bondad para con el prójimo y que deberíamos practicarla con mayor frecuencia. Pero cuando somos agradecidos ¿se dan realmente cambios a nivel físico? ¿Cuál es el verdadero alcance de la gratitud?

Porque la gratitud es mucho más que una emoción, hoy te contamos 5 claves para que descubras por ti mismo el poder inconmensurable del agradecimiento. Encuéntralas a continuación:

1. Un estado mental

De acuerdo con un estudio realizado por un grupo de investigadores del Yale Center for Emotional Intelligence, la gratitud es un estado mental. En este estado, somos capaces de reafirmar todo lo positivo que tenemos y lo que vendrá en nuestra vida. Además, aseguran que ser agradecidos nos ayuda a generar el hábito de disfrutar de los placeres que gozamos, incluso de los más pequeños.

2. Constituye una vía hacia el bienestar

Este es uno de los resultados magníficos de ser agradecidos. La gratitud es mucho más que una virtud que se puede cultivar: es una herramienta. Vista de esta forma, es preciso aclarar que la gratitud es accesible para todo el mundo, en cualquier lugar y en todo momento. De acuerdo con una investigación en la que se analizaron 365 universitarios, la gratitud puede utilizarse con el fin específico de generar bienestar (propio y ajeno). Es decir, estar agradecidos por un trabajo nuevo o porque un amigo nos hizo un favor no implica vivir en un estado de gratitud. Se trata en todo caso de mantener un nivel de integridad en torno a la gratitud ante cualquier circunstancia de la vida, desde la más mínima a la más grave.

3. Ayuda a prevenir enfermedades

Según un estudio publicado en el año 2016, ser agradecidos incide en los niveles de depresión. De acuerdo con esta investigación, aquellas personas que practican la gratitud con frecuencia tienen menos riesgo de padecer depresión y angustia. Si bien para este estudio se tomaron en cuenta personas con enfermedades crónicas podríamos afirmar que el efecto antidepresivo es un mecanismo que funciona para todos. También se realizó un estudio en el que se demuestra que las personas agradecidas tienen niveles de presión regulares y menos picos altos que las que no lo son. Además, la gratitud mejora las funciones del sistema inmunológico por lo que ayudaría a prevenir numerosas enfermedades.

4. Ayuda a sanar traumas emocionales

De acuerdo con un estudio realizado en 2009, las personas que sienten a menudo emociones relacionadas al agradecimiento tienen menos riesgo de padecer enfermedades mentales. Según la investigación, esta característica se acentúa en aquellas personas que han sufrido un evento traumático. Al parecer, los sentimientos de gratitud actúan como un mecanismo de defensa y promueven una salida más serena y menos dolorosa del trauma.

5. Nos hace más felices

La ciencia ha demostrado en estos últimos años que la gratitud es mucho más que una emoción. Puede de verdad ayudarnos a modificar la percepción que tenemos del mundo. Ser agradecidos nos ayuda a ampliar nuestra visión de las cosas y las circunstancias en nuestra vida, siempre desde un punto de vista positivo. Cuando aprendemos a relativizar lo que nos sucede y somos capaces de agradecer por el aprendizaje vivido, estamos vibrando en la más plena felicidad. Emocionante ¿verdad?

No esperes al día justo. Empieza hoy mismo a practicar esta herramienta tan estupenda. Anímate a experimentar el poder del agradecimiento y aprende disfrutar de todos sus beneficios. Ya está científicamente comprobado: la gratitud nos hace más felices. ¿Qué esperas para aplicarla tú también en tu vida cotidiana?

Reacciona
Comparte