null: nullpx
IDMEX

10 importantes lecciones que nos dejó el terremoto del 19S

Publicado 19 Sep 2018 – 04:00 AM EDT | Actualizado 19 Sep 2018 – 04:00 AM EDT
Reacciona
Comparte

A un año del terremoto que sacudió a los mexicanos es aún difícil concebir todo lo que pasó; 228 muertos, miles de damnificados, otros miles más sin un techo donde dormir y un miedo latente de que la tragedia se vuelva a repetir.

El 19 de septiembre es sin dudas una fecha dolorosa para México y probablemente la herida nunca desaparezca, pero también es el recordatorio de todo lo que aprendimos como sociedad.

A tomar enserio la alarma sísmica

Si naciste después del terremoto de 1985, es probable que antes del año pasado no concibieras la preocupación de la gente mayor tras escuchar una alarma sísmica. Incluso podríamos asegurar que su angustia te parecía una exageración y que muchas veces ni siquiera salías de tu casa, sólo dejabas pasar el temblor, ¿cierto?

Después de las secuelas del sismo del año pasado comprendimos que la gente de otras generaciones no estaba exagerando y que una alarma sísmica debe ser tomada en cuenta para actuar de manera oportuna. Te da un minuto para salir del inmueble o para colocarte en una zona segura, ya no es una opción dejarla sonar sin actuar.

A tomar con seriedad los simulacros

El 19s marcó un antes y un después en la vida de muchos mexicanos, sobre todo entre los jóvenes. Antes un simulacro significaba perder tiempo pocas personas lo tomaban enserio. 

Había quien durante una simulación iba riendo, otros empujándose y otros ni siquiera se tomaban la molestia de participar, ¿recuerdas el simulacro del 2017, minutos antes del sismo real?, ¿recuerdas como actuó la gente a tu alrededor? Te apostamos a que este año todo será completamente distinto.

La importancia de decirle a nuestros seres queridos cuánto los amamos

En un abrir y cerrar de ojos miles de personas perdieron a un familiar o a alguien cercano. Esto nos hizo recordar la importancia de no irnos a dormir con rencores, de no irnos a trabajar o a estudiar sin antes recordarle a los nuestros cuánto los amamos.

El 19s nos unió más a nuestras familias y amistades.

Somos un país solidario

En medio de la tragedia, de los edificios colapsados, de la gente atrapada entre escombros, los mexicanos no fueron llamados dos veces para ayudar al prójimo. Las manos, los víveres y las donaciones sobraron. Una sociedad dividida se unió por una misma causa: apoyarnos unos a los otros.

Hubo una respuesta inmediata de solidaridad, por primera vez en mucho tiempo México se inundó de esperanza.

Los millennials somos chidos

Antes del 19s fuimos una generación muy criticada, se nos catalogaba como "apáticos", "irresponsables" y "flojos" por respaldarnos en la tecnología. Sin embargo el mito se rompió, los millennials no somos apáticos ni esperamos que los demás nos resuelvan la vida sentados en la comodidad de nuestro sillón y el 19s fue la prueba.

Todos pusimos nuestro granito de arena y las pruebas sobraron.

Las redes sociales pueden salvar vidas

Facebook y Twitter fueron claves en esta emergencia, cientos de publicaciones de información útil circularon en tuits y posteos en Facebook en tiempo real, esto ayudó muchísimo en las labores de rescate y los memes brillaron por su ausencia.

Además se crearon iniciativas como #Verificado y #RevisaMiGrieta que hicieron más rápida y oportuna la información en Internet.

Pero sobre todo, fueron de gran importancia en las labores de rescate. Hubo muchos casos de gente atrapada en los escombros que logró comunicarse a través de WhatsApp y gracias a ello lograron ser rescatados con vida.

La organización es la clave de todo

"Mucho ayuda el que poco estorba" y el 19s fue la clara ejemplificación de este popular dicho. Había tantas personas que quería ayudar que la desorganización nubló los avances durante algunos momentos, pero con el transcurso de las horas la gente comenzó a organizarse y a hacer más eficiente la ayuda. 

Víveres aquí, mano de obra acá, cambio de turnos, asignación de tareas, #Verificado en redes sociales y un largo etcétera.

El puño arriba significa silencio

En zonas de edificios derrumbados se podía observar a los rescatistas y voluntarios trabajando arduamente y muchas veces con el puño levantado. Muchos aprendimos que esta es señal de guardar SILENCIO, la indicación para escuchar sobrevivientes en los escombros.

Los perritos sí son los mejores amigos del hombre

Frida, la perrita rescatista fue el símbolo de solidaridad y esperanza que México tanto necesitaba. La agente de la Marina nos hizo recordar que los perros son sin lugar a duda los mejores amigos del hombre.

Los héroes y las heroínas existen

Gracias a las personas que sin pensarlo dos veces decidieron ayudar, gracias a los rescatistas, voluntarios, estudiantes que dejaron las clases para remover escombros; gente que llevó víveres, que preparó comida, que le llevó sonrisas a los niños en los albergues, que donó dinero, que organizó el tráfico, que ofreció su casa a quienes se quedaron sin nada.

Gracias a todos ellos México se inundó de esperanza y nos enseñó que somos un país que se sabe levantar ante una tragedia.

También podría interesarte:

Reacciona
Comparte