null: nullpx
cuidados del rostro

¿Reducir los poros abiertos es posible?

Publicado 6 Jun 2017 – 12:30 PM EDT | Actualizado 23 Mar 2018 – 03:03 PM EDT
Reacciona
Comparte

Lo sentimos, los poros están determinados genéticamente, cambiar su tamaño es imposible. Tranquila, sigue leyendo porque te contamos qué puedes hacer para disimular este tamaño.

Los poros son pequeños puntos que se ven en la superficie de nuestra piel. Se trata de folículos pilosos, cada uno de los cuales contiene una glándula sebácea que produce la grasa de nuestra piel. Como comentábamos, su tamaño viene determinado de manera genética. Las personas con piel grasa suelen tenerlos más grandes que las de piel seca.

Además de la genética, existe otro factor que afecta a su tamaño: el sebo. Cuando nuestro poro se obstruye debido a la grasa, este aumenta su tamaño. Por eso, es importante mantener nuestro rostro exfoliado y limpio. Otro factor que hace aumentar su tamaño es la edad, en este caso, la pérdida de colágeno. El colágeno mantiene apretados los poros. Sin él, estos se expanden y se hacen más visibles.

¿Cómo evitar que los poros se adueñen de nuestro rostro?

La clave más sencilla es mantener limpio nuestro rostro. Debemos mantener una limpieza diaria. Además, es importante realizar limpiezas periódicas de cutis llevadas a cabo por un profesional. Lo aconsejable son 2 al año: una en el invierno para preparar a nuestra piel frente al frío y la otra en verano para hidratarla frente a la sequedad del estío.

Hay que evitar diferentes productos de cosmética que pueden obstruir nuestros poros, como las vaselinas o los aceites minerales. Además, nunca debemos acostarnos sin desmaquillar el rostro, esto es un auténtico crimen contra tu piel.

Si vamos a realizar ejercicio físico, es importante lavarnos el rostro antes y después. Al realizar deporte nuestra piel se abre y transpira. No queremos tener suciedad en ella que pueda quedar atrapada. Una vez finalicemos, nuestro rostro estará lleno de toxinas eliminadas. Debemos limpiarlo para que no queden sobre él.

Estos son los consejos más comunes, pero hay situaciones en las que no son suficientes para mantener a raya los poros. En estos casos extremos nuestro consejo es acudir a un especialista. Existen tratamientos de microabrasión realmente efectivos. Eso sí, siempre deben ser llevados a cabo por un profesional, debido a su complejidad.

Ahora ya sabes cómo mantener tu rostro limpio para evitar la obstrucción de tus poros. No olvides que un mantenimiento diario será básico para que esto funcione.

Reacciona
Comparte