null: nullpx

Para eliminar los poros abiertos sólo necesitas un poco de hielo: mira cómo aplicarlo

Publicado 11 Feb 2021 – 06:35 PM EST | Actualizado 11 Feb 2021 – 06:35 PM EST
Reacciona
Comparte

Es natural que los poros de la piel estén abiertos para dejar respirar a la epidermis, por lo que no hay razón para alarmarse. No obstante, a veces presentan vellos y glándulas sebáceas que les dan una apariencia más grande en ciertas zonas.

Respecto a las glándulas sebáceas, éstas son más abundantes en el rostro y es por ello que los poros de la nariz, frente y mejillas suelen notarse a simple vista. Desafortunadamente, los poros abiertos no tienen buena apariencia.

La situación empeora si se obstruyen debido al polvo y la contaminación, convirtiéndolos en puntos negros o puntos blancos.

Afortunadamente, existen soluciones para mejorar el aspecto de la piel y cerrar los poros.

Para empezar: causas de los poros abiertos

Hay varios factores que causan esta condición. Los más comunes, de acuerdo al portal médico HealthLine, son:

  • Mayor producción de grasa por parte de las glándulas sebáceas
  • Reducción de elasticidad en la piel que está alrededor de los poros
  • Vello facial grueso
  • Genética
  • Disminución de la producción de colágeno en la piel, debido a la edad
  • Quemaduras solares o la sobreexposición al sol

La solución más sencilla: hielo

Aplicar hielo sobre el cutis ayuda a reducir la inflamación y a minimizar la producción de grasa en los poros. Adicionalmente, potencia el brillo de la piel para darle un aspecto más saludable.

Para la aplicación de hielo, los especialistas recomiendan usar un cubo diferente en cada zona de la cara. Esto para evitar propagar las bacterias de un lugar a otro.

Antes de empezar a frotar el hielo, primero hay que lavar perfectamente el rostro. Para mejores resultados, hazlo con un jabón exfoliante o con efecto removedor de impurezas.

No apliques el hielo directamente sobre la piel. Puedes envolverlo con un pañuelo de algodón o una toalla suave; de esta forma se protegen las manos y el rostro, ya que si la piel es sensible podría ser lastimada al contacto directo.

También necesitarás un pañuelo extra para secar el agua que escurra cuando el hielo comience a derretirse.

Finalmente, se debe evitar la exposición prolongada de la piel al hielo, porque puede provocar una quemadura.

Cómo aplicar hielo en el rostro

Hay que hacer masajes suaves de forma circular, durante un minuto o dos. La aplicación debe ser dividida por zonas y de forma descendente a ascendente: primero quijada y barbilla, después nariz, mejillas y frente.

Así el hielo no escurrirá de forma molesta por todo el rostro. Además, las áreas con mayor cantidad de grasa quedarán al último y eso disminuirá la contaminación del rostro.

Prepara cubos de hielo de acuerdo a tus necesidades

Los cubos de hielo pueden ser más que agua congelada. Al mezclar ingredientes caseros que ayuden a cada tipo de piel se combinarán los beneficios para obtener mejores resultados.

Uno de los más recomendados es el aloe vera, ya que tiene la propiedad de absorber las grasas fácilmente. También tiene beneficios hidratantes, que lo hacen perfecto para todo tipo de piel.

El té verde tiene propiedades antivirales y antibacterianas, por lo que es uno de los ingredientes favoritos para las mascarillas faciales con hielo.

También te podría interesar:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:BellezaEvergreenHieloLectura 3México