null: nullpx
ahorrar dinero

¿Gastas mucho en maquillaje? 10 ideas inteligentes para ahorrar en cosméticos

Publicado 7 Sep 2018 – 02:31 PM EDT | Actualizado 7 Sep 2018 – 02:31 PM EDT
Reacciona
Comparte

Si estás tratando de minimizar tus gastos y comenzar a ahorrar más dinero, quizá hayas tenido que hacer recortes en una de las áreas donde más gastamos: los cosméticos y los productos del cuidado personal. Pero no tienes por qué dejar de maquillarte: solo debes simplificar tu rutina de belleza y comprar tus productos de manera inteligente, porque el maquillaje caro no es siempre mejor que el barato.

1. Usa lo que ya tienes

Acostúmbrate a usar lo que ya tienes: a diferencia de la máscara, varios productos duran hasta años, en especial los polvos. Mira las fechas de vencimiento cuidadosamente y utiliza todo hasta no dejar nada, antes de comprar algo nuevo. Aunque no te guste demasiado lo que tienes, considera darle uso hasta que se acabe. Además, puede que tengas productos en tu botiquín que olvidaste haber comprado (¡típico!).

También puedes reutilizar algunos productos y darles otro propósito. Por ejemplo, las sombras oscuras que no te gustan tanto pueden servir de delineador si las mojas con algunas gotitas de agua.

2. Cambia de marca

Si bien es importante apelar siempre a productos confiables cuando vas a aplicártelos en la piel, debes tener en cuenta que el precio de algunos cosméticos está solamente en la marca y en el diseño del empaque. Algunas marcas, incluso, son dueñas de varias otras con diferentes precios. El Grupo L'Oréal es dueño tanto de Lancôme y Cacharel, marcas prestigiosas, como de las más accesibles NYX y Maybelline New York.

«Muchas marcas de lujo están hechas exactamente en el mismo lugar que las más baratas, hasta el punto de tener la misma fórmula en un paquete diferente», explica el dermatólogo neoyorquino Dendy Engelman para el sitio Tonic.

Sin embargo, debes tener cuidado con lo que compras. Elige siempre marcas que estén supervisadas por dermatólogos y fíjate en la lista de ingredientes. Es importante saber que dentro de las marcas de calidad hay todo rango de precios.

3. Compra en tamaño familiar

Puedes aplicar este consejo para el jabón, la pasta dental o el detergente para lavar la ropa. Muchas marcas venden sus productos a tamaño familiar a un precio más accesible que si compraras el producto en tamaño pequeño varias veces. Eso sí, trata de dosificarlo correctamente.

Si bien los productos de maquillaje no son más baratos si vienen en paquetes más grandes, sí puedes aprovechar algunos descuentos, así que intenta mantenerte atenta a las promociones.

4. Usa menos

¿Has visto alguna vez las publicidades de la pasta dental con el cepillo cargado de dentífrico? Es porque las marcas quieren que uses más de sus productos para minimizar el tiempo que tardas en volver a comprar. Tendrías los mismos efectos si usaras menos de la cuarta parte de lo que ellos recomiendan. Lo mismo sucede con la cantidad de recomendada para un lavado en el lavarropas, la cantidad de detergente que pones en la esponja, y tantos otros productos.

5. Hazlo en casa

Si bien no puedes fabricar tu propia base de maquillaje o máscara, sí puedes hacer productos para el hogar, como jabones. Hay varias recetas con ingredientes simples. Esta es una alternativa al detergente de lavarropas, mucho más barata y que dura varios lavados:

Materiales

  • 7 l de agua caliente
  • 1 barra de jabón rallada
  • 2 tazas de bicarbonato de sodio

Paso a paso

  1. Derrite en un recipiente el jabón en barra con un poco de agua hirviendo para cubrirlo. Mezcla hasta que el jabón esté completamente derretido.
  2. En un cubo grande, echa el agua caliente y agrega el jabón derretido
  3. Agrega el bicarbonato y mezcla bien.

Para cada lavado utiliza ½ taza, o más si tiene manchas o suciedad más difíciles de sacar. El jabón no tiene aroma, pero puedes agregarle aceites esenciales para que tu ropa quede perfumada.

6. Compra solo lo más importante

Considera qué es lo más importante de tu look de todos los días. Por ejemplo, el primer y el polvo no son productos necesarios, a menos que sí o sí debas pasar más de 12 horas maquillada todos los días. Elige productos que se ajusten a tu rutina. Si el rubor o la máscara son el toque más importante de tu maquillaje, considera gastar más en esos productos que en otros. Ordena lo que tienes que comprar por prioridad.

7. Gasta en brochas

Si siempre te maquillas, considera invertir en un buen set de brochas para poder gastar menos en el resto del maquillaje. Por ejemplo, las sombras más baratas pigmentan menos, pero con una buena brocha el maquillaje de ojos te quedará igual que si hubieras comprado una paleta más cara.

8. Considera las fechas de expiración

Puede que estés tirando maquillaje antes de tiempo: por eso, es importante considerar las fechas en que cada cosa expira. De acuerdo con una guía de Bobbi Brown, maquilladora con su propia marca, en el sitio Elle, la máscara es la pieza de tu neceser que más rápido se vence: a los seis meses ya deja de ser útil. En cambio, los polvos tienen una duración de hasta tres años. El rubor en polvo y el iluminador son buenos hasta dos años después de comprados. En cuanto a los labiales, las barras y los delineadores duran hasta tres años, pero el labial líquido solo uno.

Para extender la vida útil de tu maquillaje, sanitiza tus brochas en agua y jabón cada algunas semanas. Cierra bien las tapas para que no se sequen los productos, y no los expongas a temperaturas elevadas.

9. No gastes de más

Aplicar los productos líquidos con esponja gasta más que si lo haces con una brocha, y, a su vez, la brocha gasta más que hacerlo con los dedos. Elige inteligentemente cómo aplicar los productos: no tienes por qué ponerte la base con esponja, pero quizá para el contorno sea más necesaria.

10. Arregla el maquillaje roto

Sí, el maquillaje en polvo se puede arreglar. Si se te cayó un polvo o un rubor, no desesperes. Aplasta toda la mezcla dentro de su empaque, agrega unas gotas de alcohol y aplástalo con ayuda de un pedazo de papel film. Déjalo secar toda la noche, y listo.

Si lo que se te ha roto es el empaque, consigue otro recipiente y pasa el maquillaje o la crema de uno a otro para poder seguir usando el producto.

Lee más:

Reacciona
Comparte