null: nullpx

El acondicionador no tira el cabello: 4 mitos sobre este producto que no debes creer

Publicado 24 Mar 2021 – 01:56 PM EDT | Actualizado 24 Mar 2021 – 01:56 PM EDT
Reacciona
Comparte

El acondicionador es el segundo paso durante la ducha, porque tiene la función de dar una textura suave y manejable al cabello; mientras que el shampoo está formulado para limpiar residuos y células muertas.

Hay muchas chicas que no usan acondicionador porque lo ven como un producto innecesario o temen que les tire el cabello. Ambas ideas son incorrectas y a continuación revelaremos los mitos que rodean a este producto y debes olvidar.

#1 Solo el cabello dañado necesita acondicionador

Esto es falso, porque cualquier tipo de cabello es apto para usar acondicionador. Durante las duchas, el cabello pierde el sebo que genera naturalmente, debido a las propiedades del shampoo. Eso provoca resequedad, por lo cual no se recomienda lavar el cabello a diario.

Los acondicionadores están enriquecidos con humectantes y aceites; además, suelen tener diferentes formulaciones dependiendo de cada tipo de cabellera.

Las melenas que se estilizan con aparatos de calor o tienen decoloraciones son las más vulnerables al daño. Por ese motivo, es recomendable aplicar un buen acondicionador para repararlo.

Siempre es bueno prevenir cualquier tipo de daño; además, el uso de este producto ayuda con la eliminación de nudos y estática.

#2 El acondicionador tira el cabello

La mayor excusa para no usar acondicionador es porque se cree que tira el cabello, pero ésta es una verdad a medias. El problema ocurre porque no hay mucha información al respecto, pero es muy fácil de solucionar.

Todo depende del tipo de cabello. Si el cuero cabelludo es muy grasoso o si el pelo es delgado no se debe usar acondicionador diario. Su empleo debe hacerse cada tercer día, para que el pelo no se caiga.

Por el contrario, si el cabello es seco, grueso, teñido o chino, entonces necesitará del producto para que se vuelva suave y manejable.

En estos casos sí se recomienda usar acondicionador diario, después del shampoo.

#3 Se debe usar en todo el cabello para mejores resultados

El acondicionador solo se debe aplicar en las puntas, aunque si es una cabellera larga debe hacerse desde la altura de la barbilla y hacia abajo. Su uso se prohíbe en la raíz, para evitar el problema de caída de cabello.

Ponerlo de medios a puntas es suficiente para obtener buenos resultados, porque las raíces son constantemente lubricadas por el sebo natural; mientras que el largo del cabello se vuelve más poroso y seco porque no alcanza a recibir la grasa.

#4 El lavado inverso es más efectivo

Últimamente, se ha puesto de moda lavar el cabello ‘al revés’: primero usar acondicionador y posteriormente shampoo, pues supuestamente esta técnica ayuda a obtener mejores resultados.

Aunque es una tendencia sin demasiado fundamento científico, los estilistas la recomiendan a personas con el cabello demasiado seco o delgado. De esta forma se protege el pelo de la resequedad provocada por la pérdida de grasas naturales, como consecuencia del shampoo.

Implementar el lavado inverso puede ser una buena opción para aquellas que no obtienen buenos resultados con su rutina diaria de baño y quieren experimentar con algo novedoso. Solo deben tener en cuenta que esta técnica se realiza una o máximo dos veces a la semana.

La razón se debe a que el acondicionador no tiene ningún ingrediente que actúe como limpiador, a diferencia del shampoo. Entonces, si se aplica a diario este método, el cabello podría no lavarse bien.

El acondicionador ha sido satanizado por todos estos mitos que corren alrededor del producto; sin embargo, es una excelente opción para mantener una cabellera suave, manejable y con brillo.

Tan solo hay que tomar en cuenta el tipo de cabello que tienes y sus necesidades, para así aplicar exitosamente el producto.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte