null: nullpx
Evergreen

Desmaquillante en barra: ya no tendrás pretexto para dormite maquillada luego de una fiesta

Publicado 5 Nov 2020 – 01:41 PM EST | Actualizado 5 Nov 2020 – 01:40 PM EST
Reacciona
Comparte

Desmaquillarse correctamente es un paso crucial en cualquier rutina de cuidado de la piel.

Aunque algunas mujeres lo consideran algo tedioso, especialmente después de un largo día o una noche de fiesta, el no hacerlo puede traer efectos negativos en la dermis.

Por ello, la industria cosmética ha desarrollado diferentes tipos de desmaquillantes, que buscan ser más fáciles de usar y transportar que los convencionales con presentación líquida y en botellas.

Uno de estos (y de los que posiblemente no has escuchado hablar) son los desmaquillantes en barra.

¿Qué es el desmaquillante en barra?

Es un producto hecho para retirar el maquillaje de día o de noche (base, sombra, delineador y hasta los productos que son a prueba de agua) de manera más sencilla.

Algunas empresas dedicadas al maquillaje y cuidado de la piel lo venden en una presentación como si fuera un lápiz grueso, por lo que el producto se puede sacar según se requiera.

Sin embargo, otras marcas más preocupadas por el medio ambiente suelen vender la barra sola, como si fuera un jabón, con lo que se eliminan los residuos plásticos.

Entre los beneficios de este tipo de desmaquillante se cuentan que es mucho más pequeño y fácil de transportar (especialmente en los viajes), evita derrames y, en las versiones ecológicas, su impacto ambiental es mínimo.

Algunas presentaciones vienen en forma de un lápiz delgado, pensado para borrar esos pequeños errores del delineado de ojos o cejas y hasta sombras que se salieron de su lugar.

De esta manera, no es necesario arruinar todo el maquillaje para corregir solo una parte.

Pero, ¿cómo se usa el desmaquillante en barra?

Su aplicación no es tan diferente de los desmaquillantes convencionales (y hasta podría ser más divertida para algunas personas).

Solo debes pasar la barra directamente sobre tu rostro maquillado. Esto hará que todos los productos se comiencen a disolver, provocando que los colores queden revueltos y hasta parezca como si un niño te hubiera pintado.

Pero no te preocupes. Según el desmaquillante en barra que tengas, deberás dar pequeños masajes sobre el área o aplicar un poco de agua antes de terminar el proceso.

Una vez que lo hayas hecho, solo debes pasar una toalla, algodón o papel suave sobre todo tu rostro para que el maquillaje se vaya por completo.

Antes de terminar, es recomendable que limpies la barra desmaquillante con el mismo artículo que pasaste por tu cara, para evitar que los colores se le queden pegados y así sea más fácil de ocupar en el futuro.

¿Qué te parece el desmaquillante en barra? ¿Lo conocías? Si no, ¿lo probarías como una alternativa al convencional?

Checa estas historias:

Reacciona
Comparte