null: nullpx
cosméticos

Cómo usar el iluminador

Publicado 18 Feb 2014 – 12:02 AM EST | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

El iluminador es un gran complemento del maquillaje pero hay que saber cómo utilizarlo para no echar al traste el tiempo utilizado en maquillarse. Sólo son unos toques y con ello ayudarás a lucir un rostro más sano y juvenil que enterrará cualquier señal de cansancio.

Pero si no sabes aplicar iluminador correctamente, puede tener un final desastroso, y para evitar eso te daré algunos consejos para que sepas cómo usar bien el iluminador

O quizá no sepas ni que existe el iluminador y no sabes para qué se utiliza; no te preocupes, porque con este artículo mi intención es despejarte las dudas que tengas acerca del iluminador y además que aprendas a cómo utilizarlo.

¿Para qué sirve el iluminador?

Antes de empezar a utilizar el iluminador primero deberás saber para qué sirve. Porque quizá te pienses que sirve para disimular imperfecciones y ¡en absoluto! El encargado de tapar imperfecciones es la base de maquillaje.  

El iluminador es el encargado de dar luz a tu cara y sobre todo ofrecerte vitalidad instantánea a tu piel. Es por eso que el iluminador es perfecto para aplicar cuando te sientas cansada o notes que el cansancio o el estrés se empiezan a ver en tu rostro. 

Otra época para aplicar (quizá de forma más diaria) el iluminador es en invierno cuando el rostro suele estar más apagado que en otras estaciones del año.

Tipos de iluminador

Hay diferentes tipos de iluminador y dependerá de tu gusto elegir uno u otro. Está en líquido o en polvo.

El iluminador líquido lo podrás aplicar con tus dedos dando pequeños toques. Lo puedes aplicar en tu mirada para poder ampliarla, deberás aplicarlo en el arco de tu ceja y en el párpado superior.

Aunque si quieres realzar tu frente o pómulos también puedes aplicarlo en estas zonas.

Si te gusta más el iluminador en polvo, lo deberás aplicar en las mismas zonas pero con la ayuda de una brocha.

Recuerda que no es un corrector

Jamás te apliques el iluminador en las ojeras ya que sólo harás que se noten más y que encima se creen brillos, dando así un aspecto muy desagradable. 

Es importante que no se te olvide que la función del iluminador es que desaparezcan los rastros de cansancio añadiendo luminosidad a tu rostro. 

Ya verás que recordando esta práctica información podrás aplicarte el iluminador cada día o cuando tú notes que estás algo más cansada para poder así disimular sus efectos en tu rostro. Y el iluminador se volverá imprescindible para tu sesión diaria de belleza.

Reacciona
Comparte