null: nullpx
depilacion

Cómo depilar el vello facial y adorar el resultado: las técnicas que sí funcionan y las que no tanto

Publicado 15 Nov 2018 – 02:55 PM EST | Actualizado 15 Nov 2018 – 02:55 PM EST
Reacciona
Comparte

Cuando se trata de vello facial, es un tema... espinoso. Todas (o casi todas) tenemos algo de pelusa por encima de las cejas, en el mentón, en el labio superior o en los lados de la cara. Algunas mujeres deciden quitar ese vello (muchas veces con mucho dolor, irritando la piel), otras deciden ignorarlo, otras lo aprecian y otras no saben qué hacer con él.

A veces, el crecimiento del vello facial puede estar determinado por cambios hormonales. Los niveles de estrógeno disminuyen naturalmente con la edad y dan paso a la testosterona. Todas las mujeres sanas tenemos hormonas masculinas en mayor o menor medida, y sus niveles pueden cambiar debido a muchos factores. Por eso, en algunas etapas de tu vida puedes encontrar que tienes más vello en los brazos o en las piernas, e incluso aparecen pelos donde antes no.

Hay algunas enfermedades o problemas hormonales que pueden hacer que aparezca más pelo, normalmente en el patrón que los hombres tienen. A veces, los tratamientos con hormonas pueden inducir este resultado. Por eso, te damos algunas ventajas y desventajas de los métodos más utilizados para la depilación del vello facial. ¿Cuáles funcionan de verdad?

Cómo depilar el vello facial: ¿qué tratamientos funcionan?

A la hora de elegir una técnica para deshacerte de los finos vellos de tu rostro te encuentras con una variedad abrumadora. Los métodos varían en duración, precio y efectividad; elige el que más se ajuste a tu situación.

Depilación con pinza

Las pinzas están diseñadas para quitar el vello de raíz. Por eso, su resultado dura entre 3 y 8 semanas, dependiendo de la fuerza del vello. Es muy útil para delinear la forma de las cejas, pero funciona en cualquier parte del rostro. Eso sí, te servirá solo para sacar los vellos más gruesos. Si tienes más vello, quizá te convenga probar alguno de los otros métodos.

Cuando te vayas a depilar con pinzas, moja tu cara con un poco de agua tibia para ablandar los poros y que los vellos salgan más fácilmente. Aísla los pelos que quieras sacar, para no confundirte. Mientras tensas to piel, quita los pelos, uno por uno, siempre en la dirección en la que crece el pelo.

Depilarte con pinzas puede ser algo doloroso las primeras veces para pasar a incómodo cuando tu piel se acostumbra. Healthline recomienda desinfectar la pinza con alcohol antes y después de usarla, para evitar infecciones en los poros. Asegúrate de tener de aquellas pinzas con punta en aguja, para aquellos vellos que son tan cortos que dan problemas.

Cera

Ir a un centro de depilación profesional puede ser la solución para ti si no tienes tiempo de hacerlo todos o casi todos los días. Si bien también puedes pasarte la cera en tu casa, es mejor no arriesgar quemaduras o posibles alergias. Prueba primero depilarte profesionalmente y luego intentarlo en casa si los resultados han sido los deseados.

Hay varios tipos de cera para preparar en casa: aquella que se debe calentar o la que viene en tiras que se calientan entre tus manos. Si vas a probar cera fría, elige la que está especialmente formulada para el vello facial. La cera que va en las piernas puede ser demasiado fuerte para la suave piel de tu rostro.

Por otro lado, si quieres comprar cera caliente, también hazte de un calentador especial para cera, que regulará su temperatura y se asegurará de que el calor sea uniforme. Además, compra varios palillos. Pasar el mismo dos veces puede hacer que entren bacterias a los poros de tu rostro.

Antes de pasarte cualquier tipo de cera, es importante lavarte las manos y limpiar tu rostro profundamente con un exfoliante y enjuagarlo con agua tibia. Luego de la remoción del vello, aplica crema humectante sobre tu piel.

Lo bueno de la cera es que lograrás deshacerte también de algunos vellos más finos, pero quizá no tengas resultados tan eficientes y tengas que terminar el trabajo con unas pinzas. De acuerdo a Healthline, el método con cera puede ser un poco incómodo, pero no debería ser doloroso. La cera puede causar que se forme acné o vellos encarnados.

Afeitadoras

El método quizá más masculino para quitarse los vellos faciales es afeitarse: por esta razón, muchas mujeres no lo consideran una opción. Sin embargo, puede tener resultados mucho mejores que otros métodos con pasadas más rápidas. Además de ser útil para tus piernas y axilas, puede servir como opción para la remoción de pelo en las cejas, labio superior, mentón y lados de la cara. Por supuesto, los resultados no son duraderos. Cada dos o tres días te tendrías que pasar nuevamente la máquina.

«Una cosa importante: afeitarte no hace que los vellos crezcan más gruesos o fuertes», dice Neal Schultz, dermatólogo y cosmético de la ciudad de Nueva York, y fundador de DermTV, para Allure. Este es un mito muy común. Eso sí, para evitar que los pelos crezcan en cualquier dirección, es mejor afeitarlos en el sentido del crecimiento. Antes de pasar la cuchilla, pon algo de crema o jabón en tu cara para evitar cortes.

Algunas afeitadoras faciales eléctricas para mujeres están saliendo al mercado y se han vuelto populares. La idea es que puedas cargarlas en tu bolso o incluso en un bolsillo para quitarte los vellos cuando lo necesites. Estas están creadas especialmente para utilizarse en seco y el riesgo de cortes es mínimo.

Depilación con hilo

Este método proveniente de medio oriente es muy popular en las estéticas profesionales, ya que este método, además de tener mejores resultados que todos los anteriores, dura más y no tiene como consecuencia la aparición de acné y de vellos encarnados. Al no involucrar ningún químico, solo el roce del hilo con la piel, es una de las pocas técnicas de depilación sin riesgo de alergias o infecciones. De todos modos, este método puede no ser el mejor si ya tienes acné, dado que puede empeorarlo.

Cremas depilatorias

Estas son otra opción para quitar los vellos indeseados del rostro, que además puede ser más barata que la cera. Estas cremas están hechas de químicos que disuelven el vello para poderse enjuagar fácilmente con agua. Aunque estos ingredientes son generalmente seguros, hay riesgo de reacciones adversas. Si es la primera vez que usas una crema, haz una prueba en una parte pequeña de tu piel. Espera hasta 24 horas por si aparecen reacciones alérgicas, cuyos signos pueden ser enrojecimiento, bultos y picazón.

La crema se debe aplicar en una capa en las regiones deseadas. Luego, hay que esperar 10 minutos para que actúe. Para quitarla, se debe usar un paño húmedo. El último paso es enjuagar todo tu rostro con abundante agua.

Láser

El tratamiento se basa en someter a la piel ante una radiación que da calor a los folículos y destruirlos. «La manera más efectiva de eliminar vello no deseado [...] es con un láser. Esta es la única modalidad de tratamiento disponible que [lo] puede eliminar permanentemente [...]. 30 minutos de crema con anestesia hacen el tratamiento cómodo y sin dolor», dice Kristina Goldenberg, dermatóloga de Goldenberg Dermatology, para Allure.

El láser tampoco es permanente (tu cuerpo sanará solo los folículos), pero sus resultados pueden durar años. Es más, algunos vellos pueden llegar a no crecer nunca más. El tratamiento con láser puede utilizarse en cualquier parte del cuerpo, incluso en la nariz. La desventaja de este tratamiento es su precio, dado que necesita de varias sesiones para ver resultados (típicamente dura un año).

Lee más:

Reacciona
Comparte