null: nullpx
cabello

Alisado francés: la técnica que supera a la keratina clásica y otros tratamientos

Publicado 7 Dic 2020 – 02:15 PM EST | Actualizado 7 Dic 2020 – 02:15 PM EST
Reacciona
Comparte

El planchado de cabello es un estilo de peinado que puede salvarte en cualquier ocasión: no es muy tardado, en sencillo y no requiere acudir a un salón de belleza, pues puede hacerse desde casa. No obstante, sí tiene una desventaja: después de un tiempo daña el pelo.

Para quienes desean una melena lacia, pero saludable y hermosa el alisado francés es una gran alternativa. Te explicamos qué es y cómo saber si es ideal para ti.

¿Qué es el alisado francés?

Se trata de una técnica creada en 2013 por Myriam K, una famosa y prestigiada peluquera que vive y trabaja en Francia.

Ella ideó el alisado francés con el propósito de ofrecer una opción que no perjudique las hebras capilares y que deje un pelo sedoso, hidratado y lleno de brillo.

Este método se distingue por estar hecho con ingredientes naturales que son gentiles con la cabellera. Además, toma trucos de belleza que se emplean en distintos países del mundo, por lo que promete ser una combinación de lo más efectivo.

Otra de las ventajas del alisado francés es que no tiene restricciones: puede aplicarse en todo tipo de melenas, desde las onduladas hasta las que poseen los rizos más cerrados.

El resultado será igual para todas: un cabello perfectamente lacio, suave al tacto y con un esplendor inmediato.

¿Qué lo hace diferente de otras técnicas?

Al igual que el método brasileño o taninoplastia, el procedimiento francés emplea keratina (una proteína natural que constituye más del 80% del pelo) para modificar la estructura natural del cabello.

Sin embargo, la técnica de Myriam K. aplica la sustancia de forma cuidadosa, para no dañar los folículos ni resecar la melena.

Gracias a eso, sus efectos varían un poco. Por ejemplo, el alisado japonés altera de forma permanente la estructura capilar; por ende, el alaciado es irreversible.

Aunque esto puede parecer conveniente, el pelo se ve afectado por el proceso, por lo que no es recomendable en cabelleras ya maltratadas o frágiles.

Asimismo, deja poco volumen, por lo que no se sugiere para las personas que tienen poco cabello o si éste es muy delgado.

En cambio, el alisado francés puede aplicarse en quienes tienen pelo grueso o mediano, ya que no disminuye tanto la densidad.

También ayuda a neutralizar los tonos amarillentos o naranjas que a veces se forman con los tintes rubios.

Incluso, es capaz de reparar las melenas ya procesadas y lastimadas por otros métodos o productos químicos. Otro de sus principales atractivos es que puede reducir el frizz hasta un 90%.

Cabe destacar que los efectos de esta técnica no son permanentes, pues tienen una duración de aproximadamente 6 meses.

Sin embargo, es seguro volver a aplicarlo después de este período, para seguir disfrutando de todos sus beneficios. Además, es recomendable acudir con un profesional de la belleza para llevarlo a cabo.

¿Qué te parecen las ventajas del alisado francés?

mini:


Te recomendamos:

Reacciona
Comparte