null: nullpx
cabello

10 tragedias que seguro entenderás si tienes el cabello chino

Publicado 12 May 2017 – 04:42 PM EDT | Actualizado 21 Jul 2020 – 04:19 PM EDT
Reacciona
Comparte

Si tienes la cabeza llena de chinos sabes el suplicio constante que es tenerlos. El cabello rizado tiene mucha personalidad, llama mucho la atención y en definitiva es encantador.

Pero sólo las personas que lo poseemos sabemos que la lucha diaria... es real.

1. Lavarte el cabello es una apuesta con resultados impredecibles

Ser chino es tener una existencia impredecible. Podrías amanecer con un gloriosa melena o con un nido aplastado de pájaros.

Siempre decidirá acomodarse como se le dé la gana.

2. Comida, basura, papeles, insectos, todo termina atorado en tu cabello

Cuando en la secundaria aventaban bolitas de papel, todas se quedaban atoradas en tus rizos. Cuando vas a los parques, algún bicho perdido termina ahí atorado.

A veces piensas que podrías ahorrar espacio en tu mochila si mejor guardaras tus plumas y tu lunch ahí.

.


3. Muchos estilistas no saben qué hacer con tu cabello

A veces sientes que no puedes culparlos (yo tampoco sabía qué hacer con ellos al principio). Pero cuando vas a pedir auxilio con un profesional y él también se ve medio perdido, sientes que tu vida no tiene salvación.

4. Lloras en silencio cada que ves tutoriales de peinados o de cortes interesantes

Te detienes a ver libros de cortes para escoger tu nuevo look y descubres que el 99.9999 % de ellos sólo funcionarán para cabello lacio.

5. Que tu amad@ pase románticamente sus dedos entre tu pelo es algo que nunca pasará

Cepillar el cabello rizado es un NO rotundo. Así que, regresando al punto #2: todo se quedará atorado en tu pelo, hasta las manos humanas.

6. ¡Humedad! ¡Aire! ¡No!

No hay nada peor que lograr controlar tus tirabuzones, salir a la calle y que los elementos de la naturaleza decidan odiarte hoy.

7. Encontrar la rutina y los productos adecuados

¿Sabías que existe una clasificación para el cabello chino? Pues sí, no todos los tipos son iguales y hay otros factores que los afectan como la porosidad o el largo.

Los mismos procesos y productos no le van a funcionar igual a cada cabeza.

8. La gente agarra tus caireles sin tu permiso

Cuando estás con tus amigos y uno de ellos empieza a jugar con tus rizos, OK, no hay problema. Pero que un desconocido en una fila para hacer trámites toque tu cabello es súper incómodo e irrespetuoso.

9. "Tener el pelo así es bien fácil, ¿no? Te levantas y ya está"

JAJAJAJA. No quieres saber cómo nos vemos cuando nos despertamos y todo lo que viene después.

10. La discriminación por tener el cabello chino existe

Hay personas que opinan que el pelo chino es poco profesional y rebelde. En los medios, los cambios de imagen tienden a ser de chino a lacio. La gente dice que te ves muy bien de laci@ y que deberías hacerlo más seguido.

Éste es un problema común sobre todo entre las mujeres afroamericanas que sienten la presión de alaciarse porque si no, ¿cómo van a manejar ese cabello tan difícil?

Es tan ridículo como que te discriminen por el color de tu piel, pero igual podrían negarte un trabajo por no tener una "imagen presentable".

A pesar de los problemas ajenos y propios de tu cabello, los chinos tienen su encanto voluminoso y libre. Así que, ¡quiérelos y déjalos ser! Que tu corona sea tu orgullo :)

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte