Así se Vive Mejor Hogar

Cómo contratar un servicio de limpieza

Antes de contratar a alguien, asegúrate de que sea tan confiable como efectiva en su trabajo.
2 Dic 2015 – 2:03 PM EST


Texto: Cintia Saporito

¿Trabajas a tiempo completo y no te quedan momentos para hacerlo tú misma? ¿Odias tener que limpiar la casa? ¿Se acerca un evento especial? ¡Es momento de buscar ayuda con los quehaceres domésticos! Antes de contratar a una housekeeper, considera estas cuestiones. 

Responsabilidades

Al solicitar los servicios de una empleada doméstica ten en claro en qué consistirá su posición en la casa. ¿Le asignarás tareas específicas o generales? Lo ideal sería que, antes del primer día de trabajo, le hicieras firmar un contrato en donde estas cuestiones queden detalladas. Ten presente que, por actividades como limpiar las ventanas, podrían solicitarte una paga extra. 

Antecedentes

Al contratar a una empleada doméstica estarás confiando tu casa y pertenencias a una persona extraña. ¿Cómo saber si es digna de tu confianza? Pide y comprueba las referencias de sus antigüos empleadores. Si la dejarás sola, asegúrate de que cuente con un seguro contra robo, nos recomienda Janine Adams, organizadora profesional certificada, propietaria de la empresa de organización de hogares, Peace of Mind Organizing, en St. Louis, Missouri. 

Otras cuestiones que deberías verificar, según el portal Care4hire.com son: 

1. Antecedentes criminales. Implica revisar los registros de los condados y estados en los que la candidata haya vivido. ¡Podría tomarte algún tiempo! 
2. Registros en el Departamento de Salud y Servicios Humanos. Fundamental si estará con tus hijos: te permitirá saber si tiene antecedentes por maltrato.

3. Prueba de drogas. Cualquier servicio de salud puede guiarte para concretarlos. 

Experiencia previa

Aunque puede ser útil, y dependiendo de la complejidad de la tarea, podría no necesitarla. En general, cuánto más especializado sea tu proveedor, más dinero solicitará por sus servicios, refiere Adams. Si le pedirás quehaceres sencillos, puedes perfectamente delegárselos a una principiante. 

Paga

Cada profesional tendrá su propia política de pagos. Solo asegúrate de que ésta es clara para ti, y de que te sientes cómoda con ella, agrega la organizadora. Algo habitual es solicitar a la futura empleada o a la agencia que la enviará, que prepare un presupuesto estimado, tras evaluar desde adentro la situación particular del hogar. El tamaño de los ambientes, la frecuencia con la que se prestarán los servicios, la profundidad de la limpieza y la cantidad de personas y mascotas viviendo en la casa, son algunos de los factores que podrían considerarse.   


Haz rendir el tiempo

Limpiar la casa no es magia. Lleva trabajo y dedicación. Si realmente necesitas una empleada doméstica, puedes maximizar sus servicios facilitándole la tarea. ¿Cómo? Si le has indicado trapear, antes de que llegue, despeja tú misma los ambientes. Crearte el hábito de mantener la casa en orden podría acabar ahorrándote algunos billetes, finaliza Adams.    

Cómo limpiar manchas complicadas

Loading
Cargando galería
Publicidad