null: nullpx
articulos para la cocina

5 trucos para que tus ollas y sartenes queden como nuevos (sin pasar horas tallando)

Publicado 19 Mar 2021 – 06:51 PM EDT | Actualizado 19 Mar 2021 – 06:51 PM EDT
Reacciona
Comparte

La cocina es uno de los espacios de la casa que más se ensucian, pues ahí se preparan los alimentos y, al hacerlo, puede saltar uno que otro ingrediente, derramarse líquidos o quemarse algo.

Las ollas y sartenes, sin importar de qué material estén hechos, no se libran de esta situación. De hecho, son de los utensilios más afectados, ya que están en contacto directo con el fuego.

Si ya lavaste cientos de veces tus utensilios y siguen teniendo esas manchas por quemaduras u óxido, no te preocupes, porque a continuación te daremos unos tips para que se vean como nuevos. ¡Toma nota!

#1 Quitar el óxido de un sartén de hierro

Este tipo de sartenes son de los más aguantadores de la cocina: si lo cuidas bien, tienes garantizado que te durarán mucho tiempo. Así que si tienen un poquito de óxido, ¡no los tires!

Para removerlo, hay varios métodos que puedes aplicar. El primero de ellos es verter sal de mesa (de granos pequeños) hasta cubrir el fondo en su totalidad. Después, toma una bolsa de papel, arrúgala y haz una bola.

Frota con suavidad y en movimientos circulares y verás cómo poco a poco se le quita ese aspecto.

Otra opción muy eficaz es rociar bicarbonato de sodio en la sartén. Luego, toma un pedazo de papa cruda y utilízala para tallar el óxido.

En cuestión de minutos verás cómo desaparecen las manchas.

#2 Elimina el olor a pescado de una sartén

Aunque sepan delicioso, es común que los mariscos impregnen su olor en la cocina. Para que tu sartén no huela por días y días a pescado, hay una solución muy fácil.

Muele un puñito de granos de café (también puedes usar algunos previamente molidos, pero no será tan eficiente) y ponlos en la sartén.

Utiliza tu mano para tallarlos un poco. Para terminar, solo lava el traste como acostumbras.

#3 Lava la grasa de un refractario de vidrio

Deshacerte de estas manchas es mucho más fácil de lo que crees. Cubre el fondo del refractario con bicarbonato de sodio. Con ayuda de un atomizador, rocía un poco de vinagre blanco.

Ahora talla con una esponja, pero no enjuagues la mezcla.

Deja reposar durante toda la noche (u 8 horas) y a la mañana siguiente lava como de costumbre. Y ¡ voilá!, brillará como si fuera nuevo.

#4 Limpia una olla quemada

Sin duda, esas manchas negras son de las más difíciles de quitar. Por más más que talles o raspes con una espátula, no se van. Pero tranquila, porque aquí tenemos el secreto para resolverlo.

Vierte dos cucharadas de bicarbonato de sodio, ¼ de litro de agua y ½ taza de vinagre en la olla y ponla a fuego medio. Hierve la mezcla por un par de minutos y deja reposar por 5 más.

Pasado este tiempo, lo quemado se le despegará sin problema.

Para remover las manchas de quemado por la parte de afuera, mezcla 1 cucharada de bicarbonato de sodio, 2 cucharadas de sal y 10 cucharadas de vinagre blanco.

Con una esponja, frota esta fórmula, procurando no hacerlo muy fuerte. Se le quitará ese aspecto en un dos por tres.

#5 Dale brillo a una olla

Ahora que tienes tus trastes completamente limpios, solo queda darles brillo para que se vean como nuevos.

¿Cómo? Muy fácil. Solo necesitas frotar un poquito de jabón de coco por toda la olla, con ayuda de una esponja.

¿Conocías estos trucos para mantener tus ollas y sartenes limpios? ¿Hay otro secreto que te haya servido para que se vean como nuevos? Cuéntanos en los comentarios.

Checa estas historias:

Reacciona
Comparte