null: nullpx

Premios Juventud 2016: Cinco lecciones de estilo que nos dejó Selena (nuestro ícono de estilo retro favorito)

Usó crop top antes que Cara Delevingne, brasieres como prenda exterior a la par que Madonna y no se quitó las chaquetas de hombreras tipo Armani.
31 Mar 2016 – 2:33 PM EDT

Apesar de que han pasado 21 años de su muerte su legado parece no desaparecer. No solo estamos hablando de lo que pasó en el terreno de la música, sino de la maneras cómo Selena Quintanilla revolucionó el estilo. Lejos de pensarla solo como un emblema latino, ella fue un ícono que sacudió con sus riesgos, su feminidad sensual y su estilo de brillantes la moda misma. Estas son las cinco razones por las que se le podría declarar una verdadera vanguardista.

PRIMERA: Fue precursora del crop top mucho antes que Cara Delevinge

Descubrir la sensualidad que alberga la cintura femenina no es algo que se le pueda atribuir precisamente a las modelitos hiper delgadas de los últimos años como Gigi Hadid o Cara Delevingne.

En los 90, íconos de la cultura popular como Selena Quintanilla habían descubierto ya que más que mostrar el ombligo, de lo que se trataba era de dejar insinuada un poco de piel entre la pretina alta del pantalón y la blusa.

Esta era, claro, una silueta ideal para las mujeres que, como Selena, tenían cuerpos tipo reloj de arena. El crop top era ideal para mostrar esa marcada diferencia entre la diminuta cintura y las caderas redondas que caracterizan a las latinas.

SEGUNDA: Hizo de la ropa interior algo exterior casi al tiempo que Madonna

Cierto es que la primera que lo hizo fue Madonna, quien gracias al atrevido diseño que le creó Jean Paul Gaultier para su Blond Ambition Tour volvió el corsét una prenda exterior.

Selena, sin embargo, no tardó en adoptar esa revolución de hacer de los brasieres y los corsés prendas que, casi como joyas, celebraban exquisitamente la feminidad.

Entre rebeldía, liberación femenina -que no sentía nunca más una mirada que vigilara qué podía o no usar- y una declaración latina de lo que es el goce del cuerpo, Selena hizo que andar en lencería sobre un escenario fuera una verdadera provocación masiva.

TERCERA. Selena, la primera que dijo que “las caderas no mientes“ y además que “pueden hablar por ti“


Antes de que Shakira hiciera su emblemática canción, Selena ya había descubierto el poder, casi político, que podían tener sus caderas.

Al ser el primer ícono hispano (mexicano) que se hacía masivo en Estados Unidos, Selena encontró que sus pantalones de material licrado eran estratégicos para resaltar un atributo que sabía que la hacia a ella, y a las de su sangre, diferente a las demás.

Su insistencia en los tights ajustados fue una manera de visibilizar algo de lo que nadie parecía muy orgulloso antes. Ella tuvo la capacidad de tomar esa prenda y hacerla moda, incluso antes de los diseñadores la legitimaran en las pasarelas.

CUARTA: Usó hombreras y Power Jackets cuando Armani las lanzaba ante el mundo


El Power Suit, fue un traje de saco y pantalón que el diseñador Giorgio Armani creó para la nueva mujer de finales de los años 80. Un mujer que hacía su ingreso masivo al mercado laboral y que, usando amplias hombreras, trató de emular la ancha espalda de los hombres que dominaban ese entorno.

Selena fue un emblema de esa mujer empoderada, emprendedora, trabajadora, empresaria que no tenía miedo a desafiar los lugares que le correspondían a su género. Eso lo tradujo en un uso constante y muy sofisticado de chaquetas de amplias hombreras que a veces la hacían parecer más grande de lo que era.

QUINTA. Hizo que la sensualidad latina se tradujera en brillo, labios y esmalte rojo antes de que Jennifer López lo hiciera.


Quizás la apuesta más interesante que hizo Selena en materia estilística es que retomó elementos populares, que solían ser tildados de mal gusto, y los reivindicó. Los hizo bellos, los celebró, hizo que el mundo los apreciara y que trascendieran el entorno latino.

Gracias a ella parecía que era casi natural que los labios y la uñas debían ir de rojo y que el brillo, muy como lo gritan hoy los diseñadores, se lleva de día. JLo sería una de las grandes herederas de ese legado de poder latino que dejó trazado Selena en la moda.

Lea también:

Más contenido de tu interés